| 7/1/1994 12:00:00 AM

Las 200 industriales

Información financiera completa sobre las líderes industriales. ¿Cuales son las ganadoras y cuáles las perdedoras?

El sector industrial le fue relativamente bien durante 1993. Sin incluir trilla de café, el crecimiento cíe la producción industrial fue superior al 5%. Subsectores tales como el automotor, metalmecánico, plásticos, todos aquellos directamente relacionados con la construcción privada (muebles, vidrio, cemento y ladrillo) y otros como imprentas y electrodomésticos, muestran un alto dinamismo. Ello compensó el desempeño negativo de subsectores como tabaco, cuero, papel, confecciones, calzado, siderurgia y textiles. Es indudable que el proceso de la apertura comercial, la reevaluación del peso y el encarecimiento relativo de los costos laborales incidieron sobre los balances de las grandes empresas industriales.

Algunos de los resultados agregados de esos balances son los siguientes, para los tres últimos años:

En general, se observa una disminución en los márgenes de rentabilidad durante 1993 con respecto a los dos años inmediatamente anteriores como resultado esperado de la mayor competencia inducida por la apertura. Igualmente se consolida la tendencia de los últimos años hacia una reducción en los niveles de endeudamiento y hacia aumentos patrimoniales muy superiores a la inflación.

De otra parte, el aumentó en las ventas en 1993 del 31.2% refleja ante todo el dinamismo del mercado interno, por cuanto las exportaciones se han afectado por la reevaluación del peso. Dado que los precios de los productos industriales estuvieron, en promedio, por debajo del 22%, es claro que el elevado aumento de las ventas se origina en incrementos en la cantidad vendida.

Lo anterior coincide con las políticas que se han extendido a lo largo y ancho del sector industrial dirigidas a lograr una mayor rotación de inventarios. Con el amplio y más ágil acceso a insumos y materias primas que permite el proceso de apertura, los industriales no tienen necesidad de mantener altos inventarios. Su capacidad de respuesta al mercado, tanto por este factor como por la creciente sistematización de los procesos productivos, está llevando a un manejo más eficiente de dichos inventarios.

En lo que sigue se presenta una serie de cuadros estadísticos basados en los balances de las 200 grandes: en primer lugar se incluyen las cifras básicas del balance y la posición de cada empresa por tamaño de ventas, activos y patrimonio. En segundo lugar, aparecen los principales indicadores de desempeño. Los últimos cuadros muestran las empresas ganadoras y perdedoras en aspectos tales como variación en ventas, utilidades y pérdidas, endeudamiento y diferentes indicadores de rentabilidad. Finalmente en la página 182 contiene el índice de empresas de esta sección de industria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?