| 5/28/2010 12:00:00 AM

Lácteos

Será difícil revertir la tendencia experimentada desde el año pasado, cuando los inventarios de producto terminado superaron las 24.000 toneladas de leche en polvo.

Durante 2009, la industria lechera colombiana superó los retos planteados por la desaceleración de la economía, el cierre del mercado venezolano, las irregularidades en el régimen de lluvias y los altos costos de los insumos. Pese a estos factores, las principales empresas del sector muestran una situación financiera equilibrada.

Julián Jaramillo, presidente de Alpina, reporta, por ejemplo, que durante ese año la empresa tuvo ventas por $1,4 billones, logró mantener un ritmo de crecimiento del 7,3% y un Ebitda del 10,2% a nivel corporativo. Carlos Enrique Cavelier, presidente de Alquería, anuncia nuevos planes estratégicos de inversión y la continuación de negociaciones con la IFC (International Finance Corporation) para la provisión de un crédito de largo plazo.

Con todo, será difícil revertir la tendencia experimentada desde el año pasado, cuando, si bien se presentó un incremento sensible de la producción, los inventarios de producto terminado superaron las 24.000 toneladas de leche en polvo y los 15 millones de litros de leche larga vida, ya que el consumo interno cayó en 7% y las exportaciones a Venezuela en 50%.

De acuerdo con el presidente ejecutivo de Asoleche, Jorge Andrés Martínez, 2010 comenzó con una caída en producción del orden del 7% al 10%, por efecto del verano, que tuvo su pico en el primer trimestre del año. Sin embargo, el abastecimiento de leche se mantuvo estable por cuenta de la continuidad en producción en la cuenca lechera de Antioquia y del sur del país.

La industria tendrá que prepararse para una fase acelerada de apertura a mercados externos. No solo se trata de los TLC con Estados Unidos y la Unión Europea, sino de los ya vigentes, como los firmados con Mercosur o Chile. Lo cierto es que, mientras Colombia abre el mercado a la competencia internacional, el precio de la leche en finca es uno de los más altos de América Latina, lo que le resta competitividad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?