" Se construirá una red de apoyo social para los más pobres, la cual se financiará en parte con los recursos de la reforma tributaria. " Santiago Montenegro, nuevo director del DNP.

| 7/26/2002 12:00:00 AM

La red de apoyo social

Se reformará la provisión de servicios de asistencia social para atender de manera eficaz a los grupos más vulnerables.

Santiago Montenegro,director entrante del Departamento Nacional de Planeación (DNP), tendrá el reto de crear una red de protección social viable y efectiva para que el país pueda responder de manera más rápida a crisis futuras, tanto de orden macroeconómico como por el conflicto interno. En 1999, el país estaba mal equipado en materia de programas de asistencia social para ofrecer alguna protección a los dos millones de colombianos que cayeron en situación de pobreza durante la crisis y a los desplazados por el conflicto. Por tanto, el gobierno Pastrana introdujo un nuevo programa de corto plazo, la Red de Apoyo Social (RAS), con el fin de mitigar los peores efectos de la crisis sobre los grupos más afectados, como los desempleados, los jóvenes, los niños y la población desplazada. Los programas creados vencen en 2004 y promueven el desarrollo humano, el empleo y la capacitación para el trabajo. Pero la implementación de la RAS tomó casi dos años, y su funcionamiento comenzó tarde en relación con el momento en que la crisis fue más intensa.



Los logros y lo pendiente 1998-2002



Se montaron y pusieron en operación tres programas, con un presupuesto de $570.000 millones provenientes de los bonos de guerra y créditos externos:

Familias en Acción: un subsidio alimentario condicionado a que los niños asistan a la escuela, nivel Sisben 1. El gobierno afirma que llegó a 256.000 familias en 631 municipios.

Jóvenes en Acción: según el gobierno, este programa de entrenamiento laboral fue utilizado por casi 50.000 jóvenes de los niveles Sisben 1 y 2.

Empleo en Acción: se crearon 180.000 empleos transitorios de mano de obra no calificada en 4.000 obras de infraestructura, según el gobierno.

La evaluación del impacto y eficiencia de los tres programas está pendiente.

El manejo de los recursos de la RAS es ineficiente puesto que los centraliza una entidad adscrita a la Presidencia.

Compromisos y dificultades 2002 - 2006



Crear una red social viable y efectiva que mitigue con agilidad los efectos de los choques macroeconómicos futuros y del conflicto interno, integrando en lo posible al SENA y el ICBF a la RAS creada por la administración Pastrana.

Descentralizar la institucionalidad de la RAS. El gran reto es manejar la RAS de manera similar a la educación y la salud para tener mayor capacidad de respuesta ante una crisis y, por tanto, llegarles de manera más eficiente a los más pobres.

Continuar con los tres programas de asistencia de corto plazo, pero mejorando su focalización y financiándolos con recursos propios, en vez de endeudamiento como se ha hecho hasta ahora. También es necesario hacer los programas más flexibles para que abarquen más zonas del territorio nacional.

Ajustar el diseño de cada programa, dependiendo del resultado de la evaluación de impacto contratada por el Estado con la firma Econometría S.A., la cual se encuentra en su fase de trabajo de campo, para establecer una RAS de largo plazo de gran efectividad.

El gobierno entrante anunció la creación de un nuevo programa de sustitución de cultivos ilícitos para que alrededor de 50.000 familias se dediquen a labores de reforestación.

Atender a los desplazados por la violencia, los cuales ascienden a 400.000, según el gobierno, y alrededor de 2 millones, según otras fuentes.

Es necesario mejorar la información sobre cubrimiento, costos y efectividad de los programas.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.