| 2/5/2010 12:00:00 PM

La recuperación

LUV es el nombre dado a la recuperación mundial. L describe la recuperación en Europa, U en Estados Unidos y V en Asia.

El crecimiento ha regresado, pero aún es débil. La pregunta de las autoridades económicas del mundo es: ¿cuándo será posible reducir el soporte que los gobiernos están dando a través de recursos fiscales? Dominique Strauss-Kahn, presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI), sintetizó el dilema así: "si nos salimos muy tarde, la deuda va a ser mayor, pero si es muy pronto existe el riesgo de volver a caer en la recesión y en ese caso no sabríamos qué hacer porque ya hemos utilizado todas las herramientas. La probabilidad de que esto ocurra es baja, pero el riesgo es alto".

El panorama se complica porque la recuperación está ocurriendo a ritmos muy diferentes en el mundo. Moisés Naim, editor de Foreign Policy, bautizó la situación actual como "LUV": en Europa y Japón la caída se frenó pero la economía se ha estancado (dando lugar a un patrón de recuperación en forma de L); en Estados Unidos el crecimiento está volviendo (sigue un patrón en forma de U); y en Asia la crisis global ha sido seguida por una etapa de rápido crecimiento, con expansiones esperadas de 10% en China y 7% en India para 2010 (asemejándose a un patrón en forma de V).

La preocupación en el largo plazo es cómo encontrar un nuevo motor para la economía mundial. Las altas tasas de crecimiento de la economía global antes de la crisis estaban sustentadas en el consumo de los hogares estadounidenses, cuyo valor ascendía a US$10 trillones. Como punto de comparación, el consumo de los hogares en China, la segunda gran potencia del mundo, apenas llega a US$1,6 trillones.

Con el colapso de la demanda de los hogares estadounidenses, la pregunta es quién va a reemplazar este consumo. La respuesta es incierta. El mundo mira hacia las economías emergentes, pero en ellas el consumo es bajo y cambiar los patrones tomará tiempo.

En un foro de discusión sobre la Zona Euro, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, expresó su preocupación porque "la economía todavía está muy vulnerable a los dos lados del Atlántico". Así mismo, Trichet resaltó la importancia de hacer un seguimiento continuo a los indicadores de competitividad en Europa. Por su parte, José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno de España, recalcó que el euro continuará fortaleciéndose durante la salida de la crisis y sostuvo que a pesar de lo difícil de la situación económica, ningún país miembro de la Zona Euro renunciará a esta moneda. Zapatero declaró además que la Zona Euro no va a renunciar a su modelo de cohesión social.

Según Zhu Min, subdirector del Banco de China, su país está invirtiendo en estimular la demanda interna, en especial en el área rural. "Tenemos que hacer un cambio estructural. El consumo es demasiado bajo, la inversión es alta y por tanto no hay un equilibrio. Para tener un crecimiento más equilibrado nos estamos concentrando en la demanda interna, especialmente en las áreas rurales. También tenemos un exceso de capacidad, pues el consumidor americano redujo sus consumos. Tenemos que manejar bien lo macro, pues el camino hacia el crecimiento tiene que ser estable". Vale la pena anotar que el exceso de capacidad instalada en China es igual a la capacidad productiva total de la Zona Euro.

India también está haciendo un esfuerzo por aumentar el consumo interno, para lo cual está cambiando su modelo de desarrollo. De un modelo basado en las exportaciones, está pasando a concentrarse en la inversión. Japón, por su parte, está trabajando también en un cambio de modelo para estimular la demanda interna y desarrollar las industrias basadas en el conocimiento.

En suma, los líderes son conscientes de las restricciones que impone la nueva economía internacional. Sin embargo, no hay a la vista un gran acuerdo para coordinar acciones y políticas en esta fase, comparable al que se dio el año pasado cuando las naciones más grandes del mundo actuaron rápidamente y en forma coordinada para extender redes de soporte basadas en la expansión del gasto fiscal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?