| 12/17/1999 12:00:00 AM

La "Prosperidad al Debe"

Entre 1922 y 1929, Colombia ya vivió un período de abundancia y cambio vertiginoso. Por el rápido crecimiento de la economía mundial, la bonanza cafetera y el fácil acceso al crédito externo, el país emprendió nuevos proyectos y buscó realizar ambiciones que había mantenido represadas durante largo tiempo. El presidente Pedro Nel Ospina aprovechó el dinero recibido por la indemnización de Panamá y la disponibilidad de recursos de crédito para expandir los ferrocarriles.

La bonanza no estaba solo en los bolsillos, sino también en los espíritus. El sentimiento general era el de que el siglo XX al fin había llegado a Colombia. Las nuevas y modernas empresas apuntaban a lograr rápidos crecimientos y se emplearon a fondo en la importación de bienes de capital. La capacidad productiva de la industria aumentó en más del 50%.

Los conflictos sociales también cambiaron de talante. La inflación de los años 26 y 27 generó una rápidayalorización de la tierra y le restó capacidad adquisitiva a los empleados. Los salarios entre las ciudades y el campo se distanciaron. La nueva prosperidad dejó por fuera a la mayor parte de la población.

La destorcida, cuando ocurrió, fue rápida y profunda. A partir de 1928, el acceso al crédito externo comenzó a hacerse más difícil, pues las autoridades monetarias de Estados Unidos elevaron las tasas de redescuento, para frenar el ímpetu especulativo de los bancos de Nueva York. Por su parte, los debates en el Congreso en contra de las concesiones Barco y de Mares y la declaración de su caducidad causaron un distanciamiento con los inversionistas externos, que influyeron para que los precios de los bonos de deuda colombiana en Wall Street cayeran rápidamente. El crédito interno se restringió y los precios de las acciones en las bolsas colombianas seyinieron a pique. A principios de 1929, el precio internacional del café comenzó a caer. El golpe de graciayino cuando la Bolsa de Nueva York tuvo su gran caída, a mediados de octubre de 1929. Colombia entró en una profunda recesión, de la cual solo se recuperó ya entrada la década del 30.

EDUARDO SANTOS

Como empresario privado logró un gran éxito con el diario E! Tiempo. Lo compró en 1913 (llevaba 677 ediciones) por $50.000 a su cuñado Alfonso y villegas Restrepo, quien lo había fundado en 1911. Santos lo transformó rápidamente y el periódico empezó a salir en formato grande y acompañado de un suplemento. En 1918 instaló el primer linotipo, con lo cual pudo ampliar la edición a seis páginas diarias. En 1926 pasó a 16 páginas, con el montaje de la primera rotativa. En 1928, el diario tuvo distribución nacional y en 1948 estuvo en capacidad de imprimir 50.000 ejemplares diarios de 48 páginas. Se convirtió en el diario más influyente del país.

Por primerayez, Colombia tenía acceso abundante al crédito externo.

Era la oportunidad de hacer realidad los proyectos. Pero la felicidad duró poco.

La era de la United Fruit Company

Esta compañía fue el símbolo de la economía de enclave que desarrollo Estados Unidos en América Latina en las primeras décadas del siglo. De 263.000 racimos que producía en Santa Marta en 1901 paso a cerca de 1'400.000 en 1906 y casi 6 millones para 1912, alrededor de la empresa se construyo una infraestructura de puertos y ferrocarriles en la Costa Caribe. Sin embargo, su modelo de explotación colonial, cuyo punto culminante fue la matanza de 1928, dejó una herencia deyiolencia y resentimiento que marco a este cultivo por muchas décadas.

Deuda como nunca

Para poner en perspectiva el aumento de la deuda externa en la década del 20, basta considerar un dato. La indemnización que Colombia obtuvo de Estados Unidos Por la perdida de Panamá fue de LIS$25 millones. En contraste, el aumento de la deuda externa total entre 1925 y 1928 tire de casi US$180 millones. Este fue el momento de las grandes inversiones.

- El Banco de la República Cuando Estados Unidos hizo el primer pago (US$5 millones) por la indemnización de Panamá, la Administración Ospina oportunidad de un banco central. Contrató una misión de estadounidenses encabezada por Edwin Kemmerer. Este banco nació en julio de 1923, en una "operación relámpago de un fin de semana y en la cual, para frenar una corrida de depósitos en el Banco López, este banco fue liquidado y remplazado por el nuevo Banco de la República, que utilizó instalaciones y sucursales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?