La crisis queda atrás

| 5/3/2002 12:00:00 AM

La crisis queda atrás

La mayoría de las entidades financieras del grupo retomaron su rumbo, tras la crisis financiera. No obstante, su futuro está ligado al buen desempeño de la economía.

De las entidades que el Grupo Empresarial Antioqueño posee en el sector financiero, Bancolombia es de lejos la más importante tanto en términos de activos, como de ingresos. El banco, producto de la fusión que se hizo en 1997 entre el BIC y el Banco de Colombia, tuvo que soportar varios años muy duros a raíz de la crisis financiera de finales de los 90. Esto lo obligó no solo a posponer muchas de sus estrategias de crecimiento, sino también a una importante capitalización por $343.584 millones en el año 2000. En el 2001, Bancolombia empezó a producir utilidades y cerró el año con una importante recuperación de todos sus indicadores. De hecho, logró voltear el balance, al pasar de una pérdida de $160.000 millones en el 2000, a una utilidad de $90.000 millones en el 2001. Actualmente, es número uno en Colombia en cuentas corrientes, CDT, depósitos y cartera. Aún así, Jorge Londoño, su presidente, considera que todavía hay mucho camino por recorrer para llevar al banco a estándares internacionales e incluso al nivel de los mejores bancos latinoamericanos.



"A Colombia le hacen falta instituciones grandes de carácter universal, buen alcance geográfico y sinergias para aumentar eficiencias. La clave del éxito está en el tamaño. Solo si se es un banco grande, se puede ser universal y llegarle a mucha gente.", afirma Londoño. El banco está en 122 municipios, a los cuales llega con su red de oficinas. Esto le permite a su vez ofrecer a sus clientes de lugares alejados todo tipo de servicios financieros.



"El acceso a los mercados de capitales es muy importante y en esto al banco le ha ido muy bien. El 40% de las acciones del banco está en manos de inversionistas extranjeros", explica Londoño.



El gran reto del banco hacia adelante es el de seguir creciendo. A pesar de lo mucho que esta entidad ha invertido en tecnología, en la red de distribución y en capacidad de procesamiento de la actividad bancaria, si la economía del país no crece, sus planes podrían verse frustrados. Londoño, sin embargo, es optimista en este frente.



Conavi es la segunda entidad financiera del grupo por valor de activos. Fue duramente golpeada por la crisis del sector bancario, que fue particularmente grave para los hipotecarios. Por la misma razón, su recuperación no ha sido tan marcada.



La estructura de propiedad de Conavi tendrá que ser modificada próximamente. La ley de vivienda de 1999 obliga a que los bancos hipotecarios tengan su propiedad alineada para el 2004; esto significa que no pueden ser de propiedad de otros bancos. Actualmente, Bancolombia posee el 28% de las acciones. El grupo tendrá que decidir si Bancolombia desinvierte en Conavi y si se crea una holding, entre otras posibilidades. La marca Conavi continuará, pues su alto valor está demostrado. Por el momento, la fusión entre las dos entidades está descartada y sus directivos estudian una fórmula que les añada valor a los accionistas.



Las demás entidades del grupo en el sector financiero tuvieron un buen año, con excepción de Fiducolombia, que arrojó una pérdida de $1.635 millones, pero --al igual que con el banco-- el desempeño de todas ellas está ligado al crecimiento de la economía.



Financiero

Estructura: las entidades financieras del GEA están entre las principales del país. Bancolombia, Conavi y Fiducolombia tienen hoy activos por $11,8 billones.



Estrategia: utilizar la plataforma para crecer y ofrecer todo tipo de productos financieros a sus clientes, desde hipotecas hasta seguros, en todo el país.



Cruce accionario: el 40% del banco está en manos de inversionistas extranjeros. Tendrá que decidir qué esquema utiliza para cumplir la reglamentación bancaria y salir del 28% que tiene en Conavi.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.