"La confianza volverá"

| 10/12/2001 12:00:00 AM

"La confianza volverá"

Dinero habló con el ex ministro de Hacienda Rudolf Hommes

¿Cuál es el efecto de los atentados terroristas sobre los negocios en el mundo?

Realmente, nadie sabe qué va a pasar. Los atentados terroristas en sí mismos no causaron un daño extraordinario a la economía de Estados Unidos. No fueron peores que un huracán, por ponerlo así. Sin embargo, su efecto psicológico es enorme. Además, esto ha servido para que salgan a la luz muchas cosas que estaban tapadas. Quiero decir, si una empresa lanza a la calle a 20.000 personas al día siguiente, no todo puede deberse a los atentados. Ahí había problemas que el público no conocía. Esto va a facilitar que se produzca una corrección que era necesaria.



¿Qué tanto tardarán los consumidores y los inversionistas en recuperar la confianza?



No va a ser rápido, pero uno puede esperar que eso ocurra. Los colombianos sabemos que toma tiempo incorporar una tragedia así en la vida diaria. En Estados Unidos, les cuesta más trabajo. Pero nosotros sabemos que al final la gente se cansa del pesimismo y, si es necesario, se acostumbra a vivir en el peligro. Lo grave es que si la Navidad va a ser muy mala, la recesión se alargará, porque esta temporada es muy importante para muchas empresas.



¿Cómo cambian las oportunidades de inversión?



En Wall Street, la situación es muy variada. Muchas empresas se vuelven atractivas con la corrección. En otros casos, es posible que estén muy sobrevaluadas y la corrección no sea suficiente. En términos de movimientos entre países, creo que estos van a ser marginales, porque Estados Unidos sigue siendo el sitio más seguro. El dólar no ha retrocedido frente al euro tras los atentados. Hay puntos favorables en ese país, como la baja inflación, que no va a cambiar con las bajas tasas de interés, porque hay exceso de capacidad. Europa no cambia su situación relativa. En América, los países que más sufren son los que exportan fuertemente a Estados Unidos, como México. Para Colombia y Venezuela, lo más delicado es el precio del petróleo. Los países de la OPEP están colaborando, pero eso puede cambiar en cualquier momento. Si hay una reacción islámica, el precio del petróleo puede subir.



¿Hay beneficios para Colombia en toda esta situación?



Algunos. La posición relativa de Colombia mejora. Los incentivos a la fuga de capitales bajan. Estados Unidos es un país más seguro que Colombia, pero la percepción de ese país como un sitio privilegiado en cuanto a seguridad ha cambiado. El capital nacional que ha estado invirtiendo afuera podría estar pensando en volver. Por otro lado, la baja de intereses ayuda a reducir la carga de la deuda de Colombia. Y hay un efecto muy importante: Estados Unidos y la comunidad internacional van a mirar con mucho más cuidado el vínculo que hay entre platas de droga y finanzas del terrorismo. Eso es muy favorable para Colombia.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.