| 6/1/1994 12:00:00 AM

La canasta celular

El país sufre (al fin) de celulitis. Casi que no. ¿Cuánto vale su celular? Mucho más que en el resto del mundo.

La telefonía celular opera de una manera simple: una terminal (teléfono en poder del usuario), una estación base (estación de radio que recibe la señal y la pasa a la planta de teléfonos celulares) y el switch (planta de teléfonos celulares). A través de este sistema el usuario se comunica con el exterior (por intermedio de Telecom) o con cualquier número local. En diez años se prevé que habrá 300 mil usuarios en el occidente de Colombia, 200 mil en la Costa y 400 mil en el oriente

El primer día que Celumóvil (concesionaria en el oriente y Costa Atlántica del país) publicó un aviso de prensa de una página ofreciendo el servicio de telefonía celular, el teléfono 9800 10077 se bloqueó. Una voz pregrabada decía que la línea estaba fuera de servicio. "Fue tal la cantidad de llamadas que recibimos ese día, que el teléfono se bloqueó", explica la gerente de la empresa María Cristina Mejía de Mejía. "Tuvimos que habilitar nuevas líneas para atender un promedio de 700 llamadas diarias. En quince días habíamos recibido 6.000 solicitudes de información", agrega Mejía.

Celumóvil fue la primera empresa adjudicataria del servicio de telefonía celular que ofreció sus servicios. Empieza a operar en la segunda quincena de junio. "Estamos en capacidad de atender 40.000 usuarios en forma inmediata en la zona oriental y la Costa Atlántica y el sistema está diseñado de forma que las expansiones se hagan al mismo ritmo que la demanda", dice Silvia Suárez de Gamboa, vicepresidente técnica de Celumóvil.

Celumóvil está incentivando la tecnología digital, que es la más nueva en el mercado. Los sistemas tradicionales de telefonía celular eran analógicos, y la mayoría de usuarios en el mundo utiliza esta tecnología. La tecnología digital es muy nueva y tiene ventajas sobre la analógica. El sonido digital es más claro y limpio. "Se puede hacer la misma comparación entre el sonido de un disco compacto y un disco LP convencional en un equipo convencional", dice María Cristina Mejía. La tecnología digital da mayor seguridad en la conversación, previniendo interferencias y sabotajes, la batería dura más, los teléfonos son duales -o sea que pueden recibir y emitir llamadas de y hacia sistemas analógicos- se identifica el número de origen en la pantalla del teléfono, de manera que el usuario sabe quién lo está llamando sin necesidad de contestar y almacenar mensajes. Obviamente los aparatos digitales son más caros que los analógicos, por ser una tecnología más nueva, pero como pasa en el mercado de los computadores, se espera que en unos seis meses bajen los precios.

No obstante, la tecnología digital también tiene sus problemas. El mayor de ellos, y que no se ha podido resolver, es que las técnicas de codificación utilizadas para garantizar la privacidad de las llamadas son las mismas del Ejército de Estados Unidos. Por lo tanto, las comunicaciones digitales no han podido aprovechar en su pleno potencial la capacidad de privacidad que brinda el sistema. El otro problema que se presenta es que como la tecnología es tan nueva, los fabricantes de aparatos no están dando abasto. Nokia, por ejemplo, tiene vendida toda su producción del modelo 2120. Las operadoras celulares en Colombia han importado un número de aparatos que posiblemente se quede corto ante la demanda por uno de los modelos con mayores ventajas tecnológicas

del mercado. "Yo no entiendo por qué se ha dado esa discusión de analógico y digital", dice Ciro Mendoza, gerente de Cocelco, la operadora privada de telefonía celular en el área de occidente. "Los colombianos lo que quieren es telefonía celular y punto. Por ahora no importa si es analógica o digital".

Celumóvil tiene suficiente número de aparatos marca Ericsson y General Electric duales (analógicos y digitales al mismo tiempo), que satisfarán la demanda que se presente. Por otra parte, el usuario tiene la posibilidad de simplemente comprar la activación al sistema y adquirir el aparato por su lado. Claro que todos los aparatos tienen que estar homologados por el Ministerio de Comunicaciones, que en general serán los mismos aprobados por la FCC en Estados Unidos, y obviamente las compañías están ofreciendo los aparatos a precios muy bajos durante el lanzamiento.

La otra operadora de telefonía celular en el área oriental es Comcel, una empresa mixta operada por la Bell Canadá. Su gerente es Peter Burrowes, caleño a pesar de su nombre, y está rodeado de canadienses que mezclan el inglés y el francés, dependiendo si vienen de Toronto o Montreal. David Roth, gerente de servicios explica: "Nuestra filosofía está totalmente orientada hacia el cliente. Eso es lo que ha marcado la diferencia en Bell Canadá". Aunque la Empresa de Teléfonos de Bogotá, Telecom y la Telefónica de Bucaramanga son socios en Comcel, Bell Canadá será la operadora y funcionará como una empresa privada. Esperan entrar en servicio en julio, aunque ya se pueden realizar reservaciones de números en el teléfono 6181818 de Bogotá.

Roth comenta que la sola licencia les costó US$323 millones. "Es la licencia más cara del mundo", comenta Roth. "En equipos invertiremos US$40 millones en el primer año". El encarecimiento de las licencias obviamente se está reflejando en el costo de la suscripción y de las tarifas, si se compara con patrones internacionales. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en Colombia los precios de suscripción son caros al principio, pero van bajando en la medida que entran más usuarios al sistema. "Lo que no baja son las tarifas por minuto ni los cargos básicos", aclara David Roth. En Estados Unidos, por ejemplo, es prácticamente gratis la conexión al sistema y el usuario promedio paga US$120 mensuales, con un uso de 200 minutos. "El promedio de uso del celular (minutos/mes/ usuario) ha bajado de 200 a 170 minutos, porque al principio, cuando la suscripción era más cara, sólo se utilizaba para negocios. Ahora está aumentando el número de usuarios no comerciales, que hablan menos por teléfono", dice Roth. En Colombia el usuario promedio pagará cuentas de $200.000 al mes, cuando en otros países latinoamericanos se paga menos de la mitad de esta cifra, como se aprecia en el cuadro.

Cocelco es la operadora privada para la zona occidental. Tal vez la forma más clara para fijar tarifas es la adoptada por Cocelco. "Dado que los colombianos nunca han gozado del servicio de telefonía celular, no saben la frecuencia con que lo utilizarán", dice Ciro Mendoza, gerente de la compañía. "Por lo tanto en Cocelco la tarifa depende del número de minutos que hable la persona. A mayor tiempo, es más barata la tarifa por minuto". La conexión al servicio cuesta $650.000, exactamente igual a la de su competencia en la zona occidental, Occel. Hay tres rangos de tarifas. La primera es de cero a 300 minutos; los primeros cincuenta minutos no se cobran. Hay un cargo fijo de $57.000 (incluyendo IVA). Del minuto 51 hasta el minuto 300 se cobra $456 el minuto (incluyendo IVA). Si se habla más de 300 minutos al mes, se pasa a la segunda escala, que es la de 301 a 600 minutos. El cargo fijo en este rango es de $158.460 e incluye 300 minutos. De ahí en adelante se cobra $422 el minuto (incluyendo IVA) hasta el minuto 600. Del minuto 601 en adelante nuevamente se pasa de escala a un cargo fijo de $253.080 incluyendo IVA. Esta tarifa incluye 350 minutos, a partir de los cuales se cobra $399 por minuto adicional. La persona no tiene que casarse

no y de $300.000 si usted es algo más que un mando medio.

Occel es la empresa mixta encargada de la telefonía celular en el occidente del país, gerenciada por Gilberto Echeverri. "Por el momento, los accionistas tienen en la telefonía celular un rendimiento de portafolio. Pero dentro de tres años (o antes, si el Congreso de la República lo permite), las acciones alcanzarán una gran valorización cuando jueguen en la Bolsa Internacional", dice Echeverri. Y si bien es cierto que al inicio el costo total del negocio de la telefonía celular estaba calculado entre US$30 y US$40 millones, la puja con uno de los tres sistemas. Simplemente de acuerdo al número de minutos utilizados el usuario va pasando de escala, así como ocurre con las empresas de servicios públicos: si el usuario sobrepasa un número de kilowatios determinado (en el caso de la energía), pasa a una escala más alta de tarifas, aun cuando el estrato de la vivienda sea bajo. En el caso de la telefonía celular el caso es similar pero opuesto: a medida que se utiliza más el servicio, más barato es el minuto. A nuestro modo de ver la estructura de Cocelco es la más lógica. Realmente el nuevo usuario no sabe cuánto tiempo va a utilizar el teléfono.

Las tarifas mínimas se aplican para conversaciones mensuales de 75 a 100 minutos. Considerando días hábiles al mes (23), resulta que para negocios con este rango se utiliza el teléfono cuatro minutos en días hábiles. Este tiempo es claramente insuficiente hasta para las mamás que llaman desde el carro para avisarle a la empleada del servicio que aliste la comida y le ordene a los niños para las tareas. Un ejecutivo medianamente ocupado puede usar el teléfono quince minutos en día de semana y siete minutos sábado y domingo. Esto arroja los resultados del cuadro de costos. Acostúmbrese desde ya a la idea de que la cuenta del celular no bajará de $150.000 mensuales si usted es un ama de casa con amigas, de $200.000 si usted es un ejecutivo media por el poder en las comunicaciones y la obtención de la licencia, quintuplicó el valor y el negocio acabó valiendo US$200 millones en el caso de Occel, lo cual repercutió en el incremento del valor del servicio en un 30%.

En los planes inmediatos de Occel está la prestación del servicio en Cali (donde ya se presentó en su estructura e imagen corporativa) y su área metropolitana, Armenia, Pereira, Manizales y Medellín, todo en un lapso de dos meses. El servicio se conocerá como Voz a Voz, aprovechando el referente del voceo que usa el occidente colombiano en su habla diaria. Occel prevé un sistema de arrendamiento de telefonía celular en los aeropuertos, para uso de personas que tengan tarjetas de crédito.

Además de Celumóvil, en la Costa Atlántica operará Celcaribe, empresa mixta que no alcanzó a tener tarifas aprobadas al cierre de esta edición. Su gerente es Carmen Cecilia Obregón.

Lo cierto es que el costo de las licencias definitivamente sí encareció el servicio, comparado con otros países, como se aprecia en el cuadro. No es extraño que la conexión inicial sea más cara en Colombia porque el servicio apenas está empezando, y es de esperarse que en menos de una año esta suma comience a bajar. Las tarifas por minuto son definitivamente más caras y éstas no tienen por qué disminuir. Mientras en Perú el servicio básico de un usuario promedio paga cuentas mensuales de t "SS-8 (COI. 565.000) por 300 minutos de uso, en Colombia la cuenta ascenderá a más de Col. $200.000, en promedio. En el mundo hay mas de 16 millones de abonados. Se espera que en Colombia haya una demanda significativa pata el servicio, dadas las enormes deficiencias de la telefonía local.



Un factor muy importante en la telefonía celular será el roaming, que es el traslado de las llamadas de una central a otra. A medida que la persona se moviliza, la llamada se transfiere de una central celular a otra. Si la llamada se efectúa de un teléfono celular a uno fijo o viceversa, se produce una intercomunicación entre la central telefónica fija y la central celular. Las tarifas se reparten entre ambas empresas. La llamada originada en el celular es pagada por éste, al contrario de otros países donde el costo es compartido entre el emisor y el receptor. La llamada de un teléfono fijo a uno celular se considera una llamada de larga distancia y como tal se factura. El indicativo para los teléfonos celulares será el 93, después del cual debe marearse el indicativo del operador (un dígito de Lino,¡ seis) y a continuación el teléfono de seis dígitos asignado al celular.

A través del roaming será posible utilizar el celular en cualquier lugar del país, pues a través de Telecom V las empresas locales de telefonía fija se trasladarán las llamadas. Celumóvil tiene preparada una sorpresa a sus usuarios y es que durante el Mundial de Fútbol en Estados Unidos se podrán comunicar con otros teléfonos en ese país y en Colombia con sus teléfonos celulares, a través de la red de McCaw, el operador más grande de Estados Unidos v socio de Celumóvil.

En suma, a través de su celular usted podrá comunicarse con todo el país, y el exterior en la medida en que se firmen convenios, si el interlocutor es de red fija. Si el interlocutor también es celular al principio habrá limitaciones a solo las grandes capitales del país, y posteriormente a las principales carreteras y pueblos. Para que un usuario celular de un operador se pueda comunicar con un teléfono celular de otro operador, se firmarán convenios entre los mismos para permitir la comunicación. Finalmente, no basta con que usted compre un aparato celular para que entre en la red. Tiene que pagar la activación que le otorga un número telefónico y un código a su aparato. Los computadores centrarles de la operación son lo suficientemente inteligentes para no permitirle realizar llamadas celular-celular o celular-fijo, a menos que haya convenios establecidos. Estos convenios se firman también entre países, de manera que muy pronto su celular será la mejor forma de salir del aislamiento a que nos han tenido condenados los monopolios estatales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?