| 12/9/2008 12:00:00 AM

Janssen Cilag

Un perfecto balance entre familia y trabajo, y un profundo desarrollo en el conocimiento, son sus ejes.

Tan importante como la relación con sus accionistas, proveedores y consumidores, es para Janssen Cilag -el negocio farmacéutico del holding multinacional Johnson & Johnson- el trato con sus trabajadores, al punto, que hace parte de su credo organizacional.

"Desarrollamos gente", advierte Ernesto Sandino, gerente general de la compañía. Para esta empresa, el éxito de su estrategia laboral va desde las políticas de reclutamiento, retención y motivación hasta una comunicación permanente y abierta, pasando por el equilibrio entre la familia y el trabajo.

La estrategia de retención y reclutamiento es una de sus fortalezas, pues el conocimiento es una variable fundamental en el desarrollo del negocio. Cada año, la empresa recluta en promedio tres profesionales con maestría en administración en el exterior y su objetivo es repatriar colombianos.

En el caso de los jóvenes talentos, la empresa los recluta en universidades y busca que permanezcan entre dos y tres años, tiempo en el que los motivan para que realicen su especialización y, en lo posible, vuelvan a la compañía con maestrías.

Para la motivación -además de incentivos y bonos económicos- cuenta con un plan de carrera para el personal de ventas que le permite moverse por diferentes niveles de la organización, según la especialización en cada uno de los negocios. Para el administrativo, fomenta la educación continuada y la realización de programas de desarrollo en otros países. Además, por hacer parte de Johnson y Johnson, sus funcionarios también tienen la posibilidad de promoverse a las unidades de consumo y médica de este holding.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?