| 11/15/2005 12:00:00 AM

Italia

Además del ron, el sector agroindustrial y los muebles rústicos tienen buenas perspectivas.

De los US$352.000 millones que importó Italia el año pasado, Colombia apenas le suministró US$562 millones, cifra compuesta en su mayoría por combustible y aceite mineral, hierro y acero, carnes, pescados y crustáceos, cueros en bruto y piel de cuero, frutas comestibles y cáscaras de melón y frutas cítricas.

En el caso de camarones y langostinos, la delantera la tiene Ecuador, que ha sabido posicionar sus productos en ese mercado. Por eso, para competir con éxito, se requiere darle un alto valor agregado al consumidor italiano, o buscar nichos de mercado. Por ejemplo, el atún en lata de 170 gramos es apetecido por los bares o para catering.

Entre los productos que se están desarrollando en ese mercado, está el ron, segmento en el que Santa Ana Liquors S.A., de Barranquilla, aprovechó el descenso en el consumo de whisky y de brandy para posicionar su producto. Desde 1995, cuando entró al mercado italiano, la empresa ha crecido alrededor de 400%, gracias a la capacidad de exportación, afirma su presidente, Miguel Riascos. Hoy produce dos millones de litros de ron a granel a 65 grados de concentración, pero está preparado para duplicar la capacidad de oferta en ocho meses, si el mercado internacional lo requiere.

Además del ron, el sector agroindustrial tiene buenas perspectivas. Tanto las plantas como las semillas de flores y plantas se emplean en la elaboración de medicinas, las especias se utilizan para perfumería, mientras que los trozos de fruta exportados en contenedores refrigerados tienen un gran potencial. El azúcar de caña también tiene posibilidades porque en los últimos acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se detectó que va a haber faltantes de 5 millones de toneladas de azúcar, especialmente morena, afirma Álvaro Concha, director de Proexport Italia.

Este país consume maderas y muebles rústicos, pero la producción de madera teka, la más atractiva para ese mercado, solo alcanza para suplir la demanda interna en Colombia. En cuanto a muebles rústicos, Colombia es fuerte en producción y ya empresas como Cucunubá Muebles empezaron a exportar, sostiene Jorge Eliécer Cucunubá, gerente de la firma.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?