| 1/21/2005 12:00:00 AM

Invierta como un profesional

Invertir es un arte y una ciencia. Aspectos que debe considerar antes de tomar decisiones.

PRIMERO LO PRIMERO

Metas y objetivos. Para invertir hay que saber cuánto se tiene. Se debe hacer un presupuesto personal detallado. Encuentre espacio para ahorrar un poco más. Debería guardar por lo menos el 10% de su ingreso. Fije metas claras, cuantificables y establezca plazos para lograrlas. En particular, establezca una para el valor del patrimonio neto (lo que tiene -activos- menos lo que debe -pasivos-).

Plazo. Conozca el plazo al que debe mantener su portafolio. Una porción puede estar a plazos largos, como las que se usará para pagar el matrimonio de una hija o la pensión. Otra porción, a plazos más cortos para atender necesidades familiares o para aprovechar oportunidades de inversión. Un tercer bloque, equivalente por lo menos a seis meses de gastos, para emergencias.

Tasa. La tasa de interés casi siempre aumenta con el plazo y con el riesgo, pero es necesario entender que tomar mucho riesgo no siempre implica un mejor retorno.

Riesgo. Todas las inversiones tienen algún grado de riesgo. Por eso, debe determinar qué tanto riesgo quiere tolerar. No invierta el dinero que verdaderamente necesita en papeles de alto riesgo. A veces, construir un patrimonio es cuestión de paciencia. A una tasa de 7,5% como la de un CDT actual, un peso se duplica en 10 años.

Diversifique. En Colombia, hay opciones de inversión distintas al dólar. Hay acciones y notas estructuradas, deuda corporativa y títulos de la Bolsa Nacional Agropecuaria, entre muchas otras. Diversificar es la primera norma de administración de riesgo. Los fondos de valores y los de las fiduciarias son una buena forma de diversificar.

Vigile sus inversiones. Nunca las deje solas. Revise sus presupuestos y el estado de su portafolio. Por ejemplo, aunque es bueno esperar, a veces, las malas inversiones no se recuperan. En este sentido, hay que aprender a vencer las ilusiones y a vender a tiempo.

Impuestos y comisiones. Estas variables inciden sustancialmente en la rentabilidad de la inversión. Es indispensable averiguar la rentabilidad neta, después de comisiones. Adicionalmente, ciertas inversiones tienen beneficios tributarios, como las acciones y las de la BNA.

Comience temprano. Con las tasas de interés actuales (8%), una persona que ahorrara $50.000 mensuales entre los 25 años y los 29 años y después no ahorrara ni un peso más, tendría a los 65 años $121 millones. Una persona que ahorrara los mismos $50.000 mensuales empezando a los 40 años y hasta los 65, tendría al cumplir esa edad $48 millones.

Nada mejor que un fondo de pensiones. Las ventajas tributarias de los fondos de pensiones voluntarias para las personas de mayores ingresos son imbatibles.

Monedas

No todo es dólar. La rentablidad de una inversión ahora depende mucho de la moneda en la que se haga. Por eso es importante saber qué pasará con las devaluaciones entre las monedas más importantes: dólar, euro, yen y yuan.

Renta fija

Plazos y tasas futuras. Si cree que las tasas van a subir, es mejor invertir a corto plazo. Invertir a mayor plazo por lo general significa mejores tasas y evita el riesgo de reinversión (que baje la tasa a la que se reinvierten los intereses del papel). De todas formas, vale la pena tener títulos a plazos distintos.

Una regla. Los precios de los bonos bajan cuando las tasas de interés suben. Esto es casi una ley financiera, que también ocurre en Colombia.

Reversión a la media. En los mercados se observa que en general los precios de los activos financieros que suben o bajan mucho, a largo plazo tienden a volver a los niveles de sus promedios históricos. La reversión a la media es la versión sofisticada del adagio de "lo que sube como palma.".

Acciones

Lo fundamental. En el largo plazo, las ganancias de las empresas determinan el precio de las acciones.

Examen previo. Antes de comprar una acción, trate de responder estas preguntas. ¿Qué tanto está creciendo la compañía? ¿Puede defenderse de sus rivales nacionales o extranjeros? ¿Qué tan endeudada está? ¿Qué tan saludables son sus balances? ¿Va a tener utilidades este año?

Efecto rebaño. Llegar tarde a invertir en un sector o en una empresa 'maravillosa' es muy peligroso. Las modas hacen que se produzcan aumentos exagerados en los precios de mercado de las acciones de esas firmas -burbujas especulativas-, que cuando se revierten, pillan a los que llegaron al final.

Diversifique. No ponga más del 10% del valor de su portafolio en una sola compañía.

Retrovisión. No siempre es buena idea invertir en las mejores opciones del año anterior. A lo que le fue bien un año, no necesariamente le irá igual de bien el siguiente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?