| 5/25/2007 12:00:00 AM

Inversiones Sanford

Con la venta de Petco, el grupo sale de uno de sus negocios estratégicos.

Este grupo, que estuvo muy concentrado en limpiar su portafolio de negocios no estratégicos en los años anteriores, sorprendió al vender a principios de año Petco, una de sus empresas insignia, al grupo mexicano Mexichem. En 2006, Dinero ya había anticipado que un movimiento probable de Inversiones Sanford era la venta de un negocio de su negocio principal. Ahora, el mercado está alerta por conocer en qué invertirán Sanford y sus socios los recursos obtenidos, que se calculan en US$250 millones.

Uno de los proyectos más importantes de Sanford este año está en cabeza de Propilco, que empezará a producir a partir del primero de septiembre propileno. Esto es posible gracias a que Ecopetrol le venderá una mezcla de 65% de propileno y 35% de propano, que se separa en un Splitter, de tal forma que Propilco se queda con el propileno y le devuelve el propano a Ecopetrol. El volumen mínimo a entregar son 110,000 toneladas al año de propileno. La inversión es de US$48,5 millones.

Biofilm ha crecido un 16% en promedio anual en los últimos tres años, siendo México (47% anual) y Estados Unidos (54% anual) los países de mayor crecimiento. Hoy en día es el fabricante de películas de polipropileno biorientado de mayor crecimiento en América y actualmente es el cuarto fabricante por capacidad instalada del continente. Tiene participación permanente en más de 14 países y, en el caso mexicano, pasó de tener el 8% del mercado en 2004, al 21% estimado en 2007. Ha invertido US$100 millones en los últimos cuatro años en proyectos de expansión de capacidad instalada y de tecnología e innovación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?