| 1/19/2007 12:00:00 AM

Inversiones. Cómo invertir en 2007

Los espíritus conservadores deberían alejarse de los dólares y acercarse a la renta fija en pesos y las inversiones en euros. La diversificación sigue siendo una recomendación básica.

Con el fin de entender mejor las diferentes posibilidades para armar portafolios de inversión en 2007, Dinero entrevistó a 25 analistas de inversión, quienes trabajan en entidades financieras que compiten en el mercado colombiano. La conclusión central es que, bajo el escenario esperado por la mayoría de analistas —aterrizaje suave de la economía de Estados Unidos, sigue la pausa en los aumentos de las tasas de interés en ese país, y crecimiento en Colombia—, la recomendación para un inversionista conservador es tener una sobreponderación de activos denominados en pesos.

Las recomendaciones del promedio de los entrevistados apuntan a que una persona conservadora debe tener por lo menos el 60% de su portafolio en pesos. Incluso, algunas entidades recomiendan una mayor ponderación de los activos locales. Entre ellas están el Grupo Bancolombia (80%), Corficolombiana (75%), Porvenir (70%) y Skandia (69%).

Entre los activos colombianos se recomienda tener una buena participación —alrededor del 36%— en activos a la vista, conformados básicamente por fondos comunes ordinarios con calificación superior a AA+, que están dando una rentabilidad cercana a 6%, similar a la de un CDT, pero con la ventaja de la liquidez.

Otro buen porcentaje de la parte en pesos, cerca de un 42%, debería asignarse a renta fija local. Si el objetivo es mantener los papeles hasta el vencimiento, se recomiendan TES entre 3 y 5 años, que están exhibiendo rentabilidades parecidas a los de más largo plazo (13 años) pero con un menor riesgo. Para vender, el mejor plazo sería entre 7 y 10 años. Otros analistas recomiendan papeles privados, que están rindiendo más de 2 puntos básicos por encima de los TES del mismo plazo.

Durante la primera parte del año, los bonos atados al IPC tendrán un buen comportamiento, ya que la inflación probablemente aumentará durante este período. En el mediano plazo, la recomendación es invertir en los bonos atados a la tasa DTF, para aprovechar los incrementos esperados de tasas por parte del Banco de la República.

Aunque muchas acciones tienen múltiplos altos, aún hay oportunidades en el mercado accionario local, si se es selectivo. El buen crecimiento económico debería traducirse en fuertes ganancias de las empresas colombianas y valorizaciones de las acciones en la primera parte del año. La recomendación es invertir alrededor del 10% de la parte en pesos en acciones como Chocolates, Suraminv, Inverargos, Corficol y Valorem, entre otras.

Por último, los expertos recomiendan invertir 12% de la parte en pesos del portafolio en finca raíz. Las mayores oportunidades están en ciudades intermedias, como Cartagena, Santa Marta y Pereira, donde se esperan valorizaciones superiores al 15%. Bogotá sigue siendo un buen destino de inversión. Además de la vivienda de estrato medio y alto, locales comerciales y bodegas serían una excelente alternativa ante la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC).

En el exterior

Es muy importante diversificar los portafolios. Por esto, las inversiones en el exterior tienen un peso promedio del 40% en el portafolio de inversión total. De acuerdo con los analistas consultados, estas inversiones no deben ubicarse solo en Estados Unidos (43%), sino que deben balancearse con otras regiones como la zona euro, Asia y países emergentes, para aprovechar los crecimientos que tendrán y disminuir los riesgos.

Dividen la parte en moneda extranjera del portafolio 56% en renta fija, 23% en acciones, 18% en monedas y algunas personas apuestan a la finca raíz. A pesar de la reducción de precios de la finca raíz en Estados Unidos, hay oportunidades en algunas zonas de Houston, Nueva York y Florida. Panamá llegó al tope de valorización, pero se abren nuevos destinos, como España.

En la parte de renta fija en el exterior, los analistas recomiendan bonos en moneda local, para aprovechar la valorización de las diferentes monedas frente al dólar. Por esta misma razón, en cuestión de monedas hay que diversificar y tener posiciones en euros, libras, yenes y otras monedas diferentes al dólar (ver artículo página 38).

En el mercado bursátil, Skandia recomienda una mezcla de acciones defensivas, como las del sector financiero y servicios de salud, con acciones de crecimiento (que capitalizan dividendos) y diversificar con europeas y asiáticas.

Más riesgo, más ganancia

Un portafolio más agresivo tendría una mayor ponderación de activos en el exterior (55%, según el promedio de analistas), sobre todo en acciones de Europa, Asia, Estados Unidos y otros países emergentes. La exposición en Estados Unidos sigue siendo alta, pero aumenta la participación en el resto de zonas geográficas, donde puede haber un mayor riesgo, pero pueden traer mayores retornos.

¿Qué pasaría si los supuestos cambiaran? ¿Si ocurriera, por ejemplo, un giro hacia la recesión en Estados Unidos? El inversionista deberá estar pendiente de las señales y, si esto ocurre, debe buscar una disminución de la exposición a pesos y a activos de emergentes. Como explica Porvenir, en un escenario de recesión en Estados Unidos sería recomendable una sobreponderación en renta fija en dólares y renta fija europea, en tanto que los activos en pesos y activos emergentes) son bastante dependientes del ciclo económico estadounidense. ¿Qué pasaría en el caso opuesto, de muy fuerte recuperación del crecimiento estadounidense? Esto implicaría inflación, incrementos de tasas por parte de la Reserva Federal, y un mayor nivel de aversión al riesgo. Allí también habría un mal escenario para los activos emergentes, incluyendo los activos en pesos. En suma, la oportunidad para los pesos y los emergentes se restringe a un escenario de aterrizaje suave en Estados Unidos, en el cual la autoridad monetaria se vea obligada a mantener tasas bajas.

Por todo esto, el portafolio se debe rebalancear a lo largo del año, de acuerdo con la marcha de los acontecimientos. Lograr una diversificación como la descrita y moverse rápidamente ante las condiciones del mercado es muy difícil, cuando los montos de inversión son bajos. De ahí que una de las principales herramientas para invertir sean los fondos, pues se tiene acceso a un grupo mucho más grande de opciones de inversión y asesoría profesional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?