| 5/27/2009 12:00:00 AM

Insumos químicos

En 2008, el mercado de fertilizantes ascendió a US$350 millones en el país y las exportaciones llegaron a US$200 millones.

Durante 2008, la industria de insumos químicos continuó mostrando su dinamismo; sin embargo, las autoridades del sector continúan a la espera de un mayor crecimiento de las áreas productivas potenciales para la agricultura y hacen énfasis en la necesidad de fortalecer la infraestructura. "Entre 2007 y 2008, la agricultura no ha cambiado", dice María Helena Latorre, directora de la Cámara de Procultivos de la Andi.

En cuanto a los plaguicidas, hay grandes inversiones en el país, como lo muestran las 12 plantas de producción de este insumo. En 2008, el país hizo avances para convertirse en un cluster para la región andina, fortaleciendo el impulso que se le viene dando al sector desde los 90. Gracias a ello se pudieron compensar las circunstancias adversas del efecto del mercado internacional, principalmente en lo concerniente al elevado nivel de precios de los commodities. La penetración en el mercado andino está siendo superada y, actualmente, este sector exporta sus productos a unos 50 países en los mercados de América, Europa y Asia. No obstante, el mercado sigue atomizado y el contrabando amenaza su sostenibilidad.

Aunque los ingredientes activos, componente principal de estos insumos, no se producen en el país ni en la región, el proceso de sintetización de componentes se ha fortalecido, primordialmente en arroz, herbicidas y pastos. En 2008, el mercado de fertilizantes ascendió a US$350 millones en el país y las exportaciones pasaron de US$35 millones en 1994, a US$200 millones en 2008. "La vocación exportadora es lo que mantiene al sector con grandes inversiones de plantas en Colombia", agrega Latorre.

Por el lado de los fertilizantes, cuya producción continúa en Colombia a pesar de depender en un 99% de la importación de nitrógeno, potasio y fósforo procedente de cinco productores, su comercialización se vio impactada negativamente por los altos precios de las materias primas durante los primeros nueve meses de 2008. Esta situación no logró ser compensada por el efecto de la devaluación, dado el drástico comportamiento de la agricultura internacional, que evidenció una mayor demanda por el crecimiento en China. Esto empujó los precios internacionales a valores entre seis y ocho veces superiores a los del año anterior. Las exportaciones de fertilizantes alcanzaron US$20 millones y tuvieron por destino unos 20 países.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?