| 6/8/2006 12:00:00 AM

Hoteles

El mejoramiento de la seguridad, el crecimiento de la economía y los incentivos tributarios hicieron entrar esta industria en un proceso de recuperación sostenido desde 2002. Hora de invertir en el exterior.

La prueba más contundente de la recuperación que ha venido experimentando el sector hotelero durante los últimos cuatro años, es la creciente inversión de las cadenas colombianas en el exterior, especialmente en Centroamérica, Ecuador, Perú y Venezuela. Esta expansión internacional se lleva a cabo en medio de la consolidación del mercado interno, cuyo nivel de ocupación pasó de 49,1% en 2003 a 54,1% en 2005. Los hoteleros coinciden en señalar que la favorable evolución de la economía y el renovado clima de negocios han sido determinantes para que este segmento reaccione positivamente.

El mejoramiento de las condiciones de seguridad, que motivan a las personas a salir de casa, y la mayor oferta temática, como el turismo de aventura, ecológico y cultural, estimularon el consumo de este tipo de servicios propiciando un proceso de consolidación sostenido, a partir de 2002. Sin embargo, todavía hay un gran potencial de crecimiento, por cuanto el aporte de esta actividad al PIB nacional es del apenas el 4%, mientras que en países europeos y del Caribe participa hasta con el 12%.

En este sentido, la Asociación Hotelera de Colombia (Cotelco) es optimista acerca de que este año se pueda duplicar el flujo de extranjeros y mantener una ocupación promedio del 65%. La meta, según lo ha manifestado el gremio, es llegar este año al millón y medio de turistas internacionales y crecer de manera sostenida de modo que en 2010 el país logre recibir a unos 4 millones de visitantes al año. Y la cosa marcha bien, pues según Proexport, entre enero y marzo ingresaron al país 238.596 visitantes, lo que representa un incremento del 12,1% con respecto al mismo período de 2005. Esta cifra de crecimiento supera la promedio del mercado internacional.

Según los empresarios, en estos resultados ha influido la agresiva campaña para vender el país como destino turístico ante el mundo y al lanzamiento de la marca 'Colombia es Pasión'. De hecho, el país fue incluido recientemente en los catálogos internacionales de turismo. En febrero de este año, por ejemplo, Colombia regresó a Lonely Planet, en donde aparece en el puesto 9 como destino exótico en el mundo.

Esta reactivación y los incentivos tributarios creados por el gobierno para el sector hotelero han estimulado nuevas inversiones en diferentes regiones del país en proyectos de ampliación, remodelación y construcción de hoteles. Los recursos invertidos en el sector pasaron de $10.000 millones en 2002, a $65.000 millones en 2004 y a $185.000 millones en 2005. Para este año se esperan inyecciones superiores a los $300.000 millones. De hecho, entre enero y abril del presente año ya se han desembolsado $22.670 millones, de los cuales $7.263 millones corresponden a inversiones en hoteles nuevos y $15.407 millones a remodelaciones.

El incentivo

El alivio en el pago del impuesto de renta, contemplado en la ley 788 de 2002, estableció una exención tributaria para el sector hotelero. Según el decreto 2755 de 2003, que reglamentó las exenciones, las rentas provenientes de servicios prestados en hoteles nuevos construidos a partir del 1 de enero de 2003, están exentas del impuesto de renta por 30 años a partir del año gravable 2003.

Igual beneficio aplica para los servicios de alojamiento prestados por hoteles remodelados o ampliados, dentro de los 15 años siguientes contados a partir del 1 de enero de 2003.

Entre los requisitos exigidos por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) para otorgar la exención se encuentran la inscripción en el Registro Nacional de Turismo; y la certificación expedida por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo sobre la prestación de servicios en el establecimiento que hace la solicitud para beneficiarse con el alivio.

Las inversiones más altas se hicieron en el departamento de Antioquia, con $7.200 millones; seguido por el Atlántico, con $4.286 millones y Bogotá, con $3.589 millones. Luego se situó Amazonas, con $2.301 millones; Tolima, con $2.080 millones; Quindío, con $1.682 millones; Norte de Santander, con $1.041 millones; Risaralda, con $291 millones y Sucre, con $200 millones. De esta manera, la oferta se incrementó en 1.015 habitaciones.

La hotelería colombiana se ha ido adaptando a las nuevas tendencias internacionales como traducción al inglés, sitios de información turística en las principales ciudades y lugares turísticos, servicios eficientes, seguros de transporte y una mayor oferta hotelera con estándares internacionales. Entre los retos para esta industria están una mayor internacionalización de la infraestructura hotelera colombiana y más alianzas estratégicas con aerolíneas, empresas transportadoras y agencias de viajes para ofrecer paquetes turísticos más integrales.

Entretanto, varias cadenas colombianas vienen realizando planes de expansión internacional con diversos modelos de financiación, entre los cuales se encuentran inversión directa, en asocio con inversionistas y propietarios locales de finca raíz o como operadores internacionales. GHL Hoteles, por ejemplo, tiene tres nuevos proyectos: uno en la zona comercial de Colón, en Panamá, y otros dos en Ecuador. Su inversión en desarrollos hoteleros en la región ha valido US$300 millones. Por su parte, Hoteles Decamerón inauguró un hotel de 25.000 m2 en El Salvador, amplió su oferta a 1.000 habitaciones en el complejo de Playa Blanca, en Panamá y trabaja en dos nuevos proyectos 'todo incluido' en las costas de Perú y Venezuela. La inversión en cada país será de unos US$12 millones. El grupo tiene los ojos puestos en Ecuador y Jamaica, donde construirá un tercer hotel. Hoteles Royal, que cuenta con un hotel en Quito, anunció que está evaluando distintos proyectos en Perú y Ecuador. De igual manera, Hoteles Estelar también está buscando oportunidades en Centroamérica, Ecuador y Venezuela. Y Hoteles Dann, que acaba de ampliar su hotel de Quito, viene contemplando nuevos proyectos en Panamá, Costa Rica, Ecuador y Perú.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?