Eduardo José Victoria, Presidente Hoteles Estelar "La recuperación en el sector hotelero se ha dado más en términos de ocupación que de tarifas. Las cadenas colombianas están trabajando con mayor eficiencia".

| 6/13/2003 12:00:00 AM

Hoteles: Este será el año

La confianza está volviendo al sector hotelero y se refleja en la ocupación.

Las movidas

En el primer trimestre del año, la industria hotelera registró la ocupación más alta de los últimos cinco años, al superar ligeramente el 46%. Este inicio, unido a la recuperación que se dio a partir del segundo semestre de 2002, hace pensar que el sector empezará a despegar después de casi 8 años de crisis.

La mayor confianza que se ha generado en el país en cuanto a la seguridad, que se ha reflejado en el éxito de las caravanas turísticas y del programa "Vive Colombia, viaja por ella", además de la devaluación y la tramitomanía para obtener visas, han tenido un efecto positivo sobre el turismo interno. "Esto se está traduciendo en una recuperación de las utilidades o, por lo menos, en llegar a un punto de equilibrio para la mayor parte de la industria hotelera, que ha registrado fuertes pérdidas desde 2000", explica Jaime Alberto Cabal, presidente de Cotelco.

Pero la mejoría en la ocupación no es el único factor que ha ayudado a la industria, más aún si se tiene en cuenta que las tarifas, comparadas internacionalmente, no se han recuperado. Los empresarios han aprendido a ser más eficientes y a buscar sinergias. Un ejemplo de ello es Hoteles Estelar, que redujo sus costos entre 12 y 14%, al hacer compras conjuntas para sus 11 hoteles.

Por otra parte, los nuevos estímulos tributarios, unidos a la flexibilización laboral, están impulsando proyectos hoteleros en los principales destinos del país. Entre otros se destacan los parques temáticos para el Meta ($33.000 millones); Calima (Valle) y Boyacá, así como los centros de convenciones en Armenia y Cali. También hay proyectos hoteleros en Barranquilla, Bogotá y Cartagena.



A favor





  • Efecto de caravanas turísticas.


  • La devaluación y el exceso de trámites para obtener visa a la mayoría de los países fomentan el turismo interno.


  • Mayor eficiencia en el sector.


  • Estímulos concedidos en la reforma tributaria.


En contra





  • Alta susceptibilidad del sector a problemas de orden público.


  • Falta prolongar el efecto de las caravanas turísticas.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.