| 6/10/2005 12:00:00 AM

Hotelería

El sector hotelero mantiene durante 2005 el ritmo de crecimiento de años anteriores, al tiempo que se empiezan a desarrollar complejos turísticos que demandarán $800.000 millones.

No ha sido cosa de puentes festivos ni de Navidad y Semana Santa. El crecimiento que ha mostrado el sector hotelero durante los últimos tres años se ha mantenido mes a mes en lo que va corrido de 2005. Así lo revelan las cifras de la Asociación Hotelera Colombiana (Cotelco), según las cuales la ocupación acumulada a abril fue de 51,4%, lo que representa un crecimiento de 4,5 puntos frente al mismo período del año anterior y de 7 frente a 2003. "Todos los meses de este año han sido superiores a los de 2004 y 2003, lo que demuestra la consolidación de la recuperación, luego de que la crisis del sector tocó fondo a finales de los 90", advirtió Jaime Alberto Cabal, presidente del gremio.



Los hoteleros reportaron buenos resultados en todas las categorías. Los de cinco estrellas registraron ocupaciones del 56,5% y los de 4 y 3 estrellas de 47,9% y 41%, respectivamente. El turismo corporativo o de negocios sigue generando demanda, en especial en Bogotá, Medellín y Cali, mientras que los Llanos Orientales, el Eje Cafetero, Santanderes, Valle y Antioquia siguen creciendo por su oferta de ecoturismo y deportes extremos.

La capital del país sigue con tasas de ocupación que superan el promedio nacional: 66,3% en los primeros cuatro meses del año. El mayor repunte de los destinos de playa lo ha mostrado San Andrés, cuyos hoteles se están llenando en 56,8%. Y sigue la expectativa por la inauguración de la pista del aeropuerto de Providencia.



Los megaproyectos

El presidente de Cotelco destacó el hecho de que con el repunte del turismo nacional se están recuperando la confianza en el país y el interés de inversionistas extranjeros en varios megaproyectos que demandarán recursos por unos $800.000 millones. Entre ellos se destaca la Zona Franca Turística que se construye en el Valle del Cauca, que costará unos US$150 millones y cuyo lanzamiento se realizó en días pasados. Este proyecto, en el que participa una firma constructora canadiense, contará entre sus atracciones con el parque de agua más grande de América Latina. En Cartagena, entretanto, está prevista la recuperación del sector de Getsemaní, que costará unos US$100 millones. Además, hay otros dos proyectos de hoteles con categoría de resorts en el eje Cartagena-Barranquilla, como Casa del Mar que se publicita ahora.

Reconocidos hoteles se están ampliando, como el Irotama y el Zuana en Santa Marta, y el Cosmos, de Bogotá, que construye una segunda torre. Mientras tanto, hoteles del Eje Cafetero están duplicando su capacidad.

También las grandes cadenas quieren arrancar con nuevos proyectos en Bogotá como el Hilton, Decamerón, Las Américas y los hoteles Royal y Dann.

Y mientras se conoce el nombre de tres cadenas internacionales que quieren entrar por primera vez al país, ya se adelantan los trámites respectivos para otros desarrollos turísticos en Amazonas, Chocó y Barú.

Los hoteleros, sin embargo, se quejan de la excesiva prevención del sistema financiero para financiarlos. Por ahora, Findeter es la entidad que más ha creído en la recuperación de la hotelería nacional, pues en lo que va corrido del año aprobó créditos por $88.000 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?