| 12/10/2010 12:00:00 AM

Hello Wal Street

El Grupo Aval sale a la Bolsa de Nueva York a comienzos de 2011. La holding de Luis Carlos Sarmiento valdría más de 10.000 millones de dólares.

Si todo sale como está previsto, el Grupo Aval recibirá 2011 con su primera emisión de ADR en el mercado de Wall Street. Se trata de una decisión que el banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo ha venido planeando meticulosamente a lo largo de muchos años y que, por fin, se materializará a comienzos del próximo año.

Esa y otras movidas dispararán el crecimiento del emporio financiero que ha construido este ingeniero civil y banquero, catalogado por Forbes como el hombre más rico de Colombia, junto con Julio Mario Santo Domingo.

Sarmiento es tremendamente reservado. "En estos días estamos informando a la Superintendencia Financiera nuestra decisión de iniciar un proceso tendiente a efectuar una emisión de acciones del Grupo Aval en el mercado público de Nueva York", dijo el banquero a Dinero, en su oficina del Centro Internacional de Bogotá. "En enero habrá noticias importantes". Y no ofrece ni un detalle más.

Se entiende que quiera ser reservado. La operación está guardada en el silencio hermético al que obligan las Superintendencias Financieras de Colombia y de Estados Unidos. Sin embargo, en el mercado local y en Wall Street se habla de US$1.000 millones que se colocarían en ADRs de Nivel 3, la categoría máxima de estos títulos, que establece las normas contables y administrativas más estrictas. En esta categoría, Bancolombia es la única empresa colombiana registrada hasta ahora. Esos US$1.000 millones equivaldrían al 10% de las acciones del Grupo Aval, valorado a precios de mercado en unos US$10.000 millones.

La emisión inicial está prácticamente lista. "Es cuestión de completar los trámites para formalizar la autorización que será impartida por los autoridades de Estados Unidos y, de ahí en adelante, esperar un momento propicio para emitir", le dijo a Dinero una fuente de Wall Street. El ambiente en el mercado es muy positivo para la acción. Según comentó a Dinero una fuente en Nueva York, "se podrían colocar US$2.000 millones en ADRs si Aval lo quisiera".

La colocación de ADRs en Wall Street hace parte del avance del Grupo Aval como jugador internacional en la región latinoamericana. Dentro de esta estrategia, la jugada reciente más importante es la compra a General Electric del banco centroamericano BAC Credomatic, por parte del Banco de Bogotá. Con esta compra, que se cerró por US$1.900 millones a comienzos de diciembre en Nueva York, el Banco de Bogotá aumentó el valor de sus activos en casi 50%. Es la mayor adquisición internacional realizada por una firma colombiana en la historia. El BAC tiene presencia en Centroamérica, México, Bahamas, Cayman y cuenta con una oficina de negocios en Miami. "Aquí no se ha hecho una compra igual, mucho menos en el exterior. Nadie ha hecho algo así", dice Luis Carlos Sarmiento. "Esto es como el crecimiento de dos años en un día", explica.

La expectativa es que el Grupo Aval buscará un crecimiento agresivo en Centroamérica. "Es casi como sumarle otra Colombia al mercado potencial", afirma Sarmiento. El banco debería generar entre US$150 millones y US$200 millones anuales, lo que produciría una rentabilidad cercana al 11% sobre la inversión.

En cuanto a los negocios de Sarmiento por fuera de la banca, la construcción sigue siendo el mayor frente de dinamismo para 2011. Los proyectos de ingeniería que tiene en marcha valen unos US$2.000 millones. En 2010 firmó un contrato por US$990 millones para construir la doble calzada en la carretera de Bogotá a Villavicencio y uno para los 540 kilómetros del segundo tramo de la Ruta del Sol, en asocio con la brasileña Odebrecht. Este año avanza en la construcción de la Ciudad Empresarial, en la que le falta por hacer 16 edificios.

En medios de comunicación, en cambio, en principio no hará nuevas adquisiciones. En el diario El Tiempo conservará su participación del 20%. "El acuerdo es mantenerlo así, con algunas pequeñas variaciones", señala. En otros medios de comunicación no hay mucho interés. "Por ahora, no", afirma.

Un tema interesante en su portafolio para 2011 podría ser la compra de Promigas, empresa en la que ya tiene una participación del 14% a través de Corficolombiana. "Estamos en estudio. Sería una inversión que encajaría muy bien dentro de lo que estamos haciendo", afirma.

Así las cosas, 2011 será un año definitivo para Luis Carlos Sarmiento. Con la compra del BAC Credomatic, Sarmiento subiría cuando menos seis peldaños en el ranking de riqueza de Forbes, donde hoy ocupa el puesto 135. Pasaría sin problema a Stefan Quandt, accionista de BMW, y a Joseph Lau, magnate de finca raíz de Hong Kong. La salida del Grupo Aval a la Bolsa de Nueva York y la consolidación de las operaciones del BAC allanarán el camino hacia la internacionalización de Aval, mientras la consolidación de las operaciones en infraestructura le permitirán afianzarse como uno de los grandes jugadores del sector en Colombia. Las cosas pintan bien para los planes de expansión de este grupo empresarial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?