Guillermo Herrera

| 9/1/2001 12:00:00 AM

Guillermo Herrera

VICEPRESIDENTE DE OPERACIONES DE EUROPA - ABBOTT - CHICAGO, ESTADOS UNIDOS

Este economista industrial de la Universidad del Valle, graduado del colegio Berchmans de Cali, ha dedicado su vida profesional a la industria farmacéutica y buena parte de ella en Abbott. Acaba de ser nombrado responsable de la operación de la compañía en Europa, que incluye a 15.000 empleados, 7 plantas y ventas por más de US$2.000 millones en todos los países de la región, con excepción de unos pocos.

Se vinculó al sector farmacéutico en 1975, cuando fue gerente de producto y, posteriormente, farmacéutico, de Tecnoquímicas de Colombia, empresa en la que estuvo 5 años. Gracias a su habilidad gerencial y comercial le propusieron trabajar como director comercial de Abbott en Bogotá, con lo cual inició una larga vinculación a la empresa, que ya lleva 21 años, y una exitosa carrera.



Dos años después, en 1982, fue trasladado a Chicago, a la sede principal de la compañía, como gerente de desarrollo del negocio farmacéutico en América Latina. Después fue director de operaciones para esta región, gerente general para Centro América y director para Oriente Medio. A comienzos de los 90, estuvo al frente de las operaciones en los países secundarios en Europa. En 1994, antes de regresar a la sede principal a manejar América Latina, fue el responsable de las operaciones en Portugal y España.



Al regresar a la sede principal de la compañía en Chicago, Herrera fue nombrado vicepresidente para América Latina y, después, gracias a su gestión, le sumaron Canadá. Cree que gracias a su perspectiva global del negocio, de esa experiencia en mercados de países ricos y pobres, en la consolidación de operaciones y plantas, la compañía lo escogió recientemente para manejar el negocio en Europa, el mercado más grande después de Estados Unidos.



La reciente compra de la parte farmacéutica de Basf y de las operaciones de Knoll, que fortaleció a Abbott en esa región, requiere un proceso de ajuste para reducir duplicidades y maximizar lo mejor de cada empresa, la gente. Y para esto, Herrera ya ha demostrado que tiene grandes habilidades.



Este caleño, casado y con tres hijos, está terminando un MBA en la Universidad de North Western. Considera que ser colombiano es un honor que cuesta, pero un honor al fin y al cabo.



El duro de Europa

Cali, 48



La compañía lo escogió recientemente para manejar el negocio en Europa, el más grande después de Estados Unidos, con ventas por más de US$2.000 millones.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.