| 3/1/1997 12:00:00 AM

Gilinski

Cuando se habla del Grupo Gilinski hay que diferenciar los dos troncos familiares, unidos en la industria pero divididos en las finanzas. Por un lado, están las compañías que formaron los hermanos Lazar e Isaac Gilinski en el Valle del Cauca, entre las cuales se destacan Yupi, Bon Bril y Rimax. Por otro, está la inversión de Isaac y su hijo Jaime en el Banco de Colombia y sus empresas relacionadas. A pesar de tener socios comunes, el manejo de los dos negocios es independiente e incluso cada empresa se administra autónomamente. (Lazar no interviene en el negocio bancario de su hermano). El cambio más importante que se prepara en el Banco de Colombia es la venta de un paquete accionario al Banco Central Hispano. Con la llegada de los españoles se espera fortalecer el banco tecnológica y administrativamene. Además, el Central Hispano es un socio estratégico para participar en licitaciones, privatizaciones y proyectos industriales. Los Gilinski tienen claro que quieren convertir al Colombia en un banco universal, que brinde directamente los servicios de leasing, fiducia, corretaje de bolsa y los que prestan las corporaciones de ahorro y vivienda, financieras y de financiamiento comercial. Mientras se expide la ley que permite a las entidades bancarias prestar estos servicios, están preparando camino, para lo cual se contrató un estudio con la firma asesora Makinsey. En cuanto a inversiones en el exterior, decidieron consolidar su presencia en Ecuador, donde adquirieron el Banco Consolidado hace unos años, y explorar negocios en el Perú. Con la compra del Bancolombia, los Gilinski heredaron inversiones en empresas como Simesa, Abocol y Amocar, que estaban atravesando momentos muy difíciles. En estos tres años las sometieron a procesos de reestructuración. Aunque se había anunciado la venta de estas compañías, hubo un cambio de planes. Aprovechando la trayectoria industrial que tiene el BCH, se están planeando alianzas para fortalecer estas tres compañías.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?