| 11/15/2005 12:00:00 AM

Francia

Colombia exporta a Francia materias primas. No obstante, hay demanda creciente de productos como camarones y frutas frescas, en los cuales el país también tiene fortalezas.

La balanza comercial entre Colombia y Francia ha favorecido tradicionalmente al país europeo. Pero en los últimos 2 años las exportaciones colombianas a ese mercado han mantenido un crecimiento anual superior al 30%. "Nuestras mayores exportaciones son las tradicionales -carbón, ferroníquel y café-, que representan 85% de las ventas a Francia", explica Miguel Gómez, embajador de Colombia en Francia.

A pesar del crecimiento, los volúmenes exportados son bajos (US$212 millones en 2004, según la Cámara Colombo Francesa de Comercio e Industria) y aún queda mucho terreno por explorar. "La calidad de las materias primas es muy apreciada en Francia. Pero conviene tener en cuenta los crecimientos regulares de los productos que tienen valor agregado, en particular en el sector agroalimentario, en el cual hay un enorme potencial que debe explotarse, así como en el sector de bienes de consumo", afirma Camille Rohou, embajador de Francia en el país.

Aunque las oportunidades en el mercado francés son limitadas, hay varias áreas con potencial. "Nuestra fortaleza es la disponibilidad de ciertos productos durante todo el año, la cual es muy evidente en el sector de las frutas. Tenemos posibilidades de exportar mucho más carbón y níquel, pues son de buena calidad y tienen precio muy competitivo", agrega Miguel Gómez.

Según el embajador colombiano, el nicho más importante hoy es el de camarones y frutas frescas, "donde el país se está consolidando lentamente como un proveedor confiable", dice. Y según la experiencia de la Cámara Colombo Francesa de Comercio e Industria, hay oportunidades claras en flores, confecciones, cuero, productos étnicos de decoración y derivados del café.

Es de resaltar la labor en el mercado francés de empresas colombianas o que operan en Colombia, como Cerrejón Zona Norte y CI Prodeco, en carbón; Cerromatoso, en ferroníquel; Cidela, Frutas Comerciales, CI Frutierrez y Barnier, en frutas frescas, y Fibrexa, en hilados. Pero el camino es largo.

"Colombia necesita la tecnología y el conocimiento de Francia en muchos sectores. A largo plazo, nuestro país debe incorporar mejores herramientas productivas y exportar productos que tengan un mayor valor agregado", sugiere Luisa Moreno, directora ejecutiva de la Cámara Colombo Francesa de Comercio e Industria.

Sin duda, Francia representa un reto comercial para nuestro país. "Colombia dispone de un tejido industrial abundante y diversificado. Sus empresas no deben ignorar el mercado europeo, en particular el francés, para invertir o para exportar", aconseja el embajador francés en el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?