| 5/28/2004 12:00:00 AM

FONDOS:A largo plazo

Los fondos de inversión son una opción excelente. Hay que escogerlos bien y hacerles un seguimiento muy cercano para evitar frustraciones.

Los fondos de inversión han ido ganando importancia desde su creación a comienzos de la década del 90. Los hay de todo tipo y para toda clase de inversiones. Están los fondos de valores, manejados por los comisionistas de bolsa; los de inversión, manejados por las fiduciarias; y los de pensiones voluntarias, que administran las AFP y algunas fiduciarias. Los dos primeros son esencialmente iguales, en tanto que los últimos operan de manera diferente, en la medida en que son un instrumento para fomentar el ahorro, a partir de beneficios tributarios.

Los fondos facilitan la vida y permiten manejar la plata prácticamente a la vista. Pero no todo es color de rosa y también tienen sus limitaciones. Una de ellas, quizás la más importante, es el riesgo que se deriva del reducido número de papeles para invertir que hay en el país. La mayoría de los fondos de renta fija en pesos está fuertemente invertida en TES, que son los papeles de deuda del gobierno. Esto hace a los fondos muy vulnerables frente a las oscilaciones de los precios de estos papeles. Los fondos están obligados a valorar sus inversiones a precios de mercado, con lo cual el aumento o caída de las tasas se refleja de inmediato en el valor de la inversión que se tenga en el fondo.

En momentos como el actual, en el que las tasas de interés están subiendo y los precios bajando, quienes tienen sus inversiones en fondos de renta fija en pesos se están viendo seriamente afectados. Esto no quiere decir que hay que liquidar las inversiones en este tipo de fondos, ni mucho menos, pero sí que hay que estar muy bien informados acerca del tipo de inversiones que realiza el fondo escogido. Todos los fondos tienen la obligación de revelar esta información, así como el nombre de su administrador. Esto no solo se aplica para los fondos de renta fija, sino para todos: acciones, dólares, TES, etc.

Los inversionistas colombianos también pueden diversificar sus inversiones por medio de los fondos del exterior que tienen representación en el país. Los hay de todo tipo: convencionales, riesgosos y muy sofisticados. Las inversiones en estos fondos se hacen en dólares que se compran oficialmente en el mercado cambiario a la tasa representativa (TRM). Cualquier colombiano puede tener inversiones hasta por US$500.000 sin necesidad de informar a la autoridad cambiaria. Sin embargo, existe la obligación de incluir la inversión en la declaración de renta.

Cuando piense en invertir en un fondo, recuerde que aunque la plata esté a la vista, la inversión no puede ser de corto plazo. Los fondos cobran comisión por las inversiones que hacen y muchas veces también imponen sanciones a quienes se retiran antes de un tiempo determinado. Por otra parte, ningún fondo tiene seguro de depósito. Si el administrador hace una mala inversión, el inversionista puede perder incluso el capital. Por eso, no hay que fiarse. Cuando de fondos se trate, hay que tener mucha cautela.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?