| 6/10/2005 12:00:00 AM

Flores

La introducción de nuevas tecnologías, productos y estándares de responsabilidad social y ambiental transformaron al sector floricultor en los últimos siete años.

La floricultura y la caficultura son raros ejemplos de sectores que desde su inicio estuvieron enfocados en la exportación. Los dos son prueba de que una cultura abierta a la innovación es necesaria para competir en los mercados externos. Las exportaciones de flores pasaron de US$480 millones en 1998, a casi US$700 millones en 2004, un buen resultado si se considera que el mundo comienza a sentir los síntomas de sobreoferta con la entrada de países africanos, que traen una estrategia de precios bajos. En ese período conservaron su crecimiento, gracias a la adopción de tecnología.

Los empresarios del sector adoptaron métodos para reducir el uso de pesticidas, sistemas para aprovechar las aguas lluvias, formas de mejorar el almacenamiento en frío y avanzan en el desarrollo de variedades nuevas. Así mismo, afianzaron sus programas sociales y ambientales, que se convirtieron en requisitos para entrar en mercados desarrollados.

También se adecuaron a los cambios en distribución. Las consolidaciones acercaron al productor agrícola y al consumidor final, que ahora está más en los supermercados que en las floristerías. Por eso, es más común encontrar productores colombianos exportando arreglos florales listos para exhibir en góndolas.

En retrospectiva, los floricultores encuentran dos elementos útiles para mantenerse al día en tecnología y mercadeo. La comunicación entre los productores, que dejan de competir entre sí en este aspecto, y la medición, que implica desarrollar y usar indicadores y parámetros de referencia (benchmarks).

Agrícola Papagayo que escaló del puesto 70 en 1998 al puesto 24 en 2004 en el ranking de ventas los floricultores, es el mejor ejemplo de una acción empresarial que conjuga la innovación y el olfato de mercado. Creció con tres estrategias. Aumentó su área sembrada en 6%. Con desarrollo de tecnología incrementó su productividad en 15% y aumentó los precios de su producto al entrar en nichos premium. En los tres últimos años consiguió con sus flores primeros y segundos puestos en la Feria de Holanda, la más importante del mundo.



Lo que viene

Los retos del sector están en varios frentes. De un lado, esperan la aprobación del TLC con Estados Unidos, lo que evitaría la necesidad de negociar periódicamente las preferencias del ATPDEA. También defenderán el año entrante las preferencias con Europa.

En investigación, Ceniflores consolidará sus convenios con universidades colombianas y de Estados Unidos para convertirse en uno de los mejores 'centros virtuales' del mundo en el tema.

Incursionarán en los mercados en Europa del Este y tratarán de cambiar los hábitos de compra de los estadounidenses para acercarlos a los patrones europeos, en los que las flores son un artículo de consumo cotidiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?