Fernando Mantilla

| 9/1/2001 12:00:00 AM

Fernando Mantilla

SOCIO GARRIGUES & ANDERSEN - MADRID, ESPAÑA

Graduado del colegio San Pedro Claver de Bucaramanga en 1980, estudió derecho y socioeconomía en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Mientras hacía tercer año, empezó a trabajar como asistente del departamento jurídico de la Asociación Bancaria. Una vez graduado, en 1985, trabajó en Acerías Paz del Río.

Gracias a una beca de la Fundación Fulbright se fue a hacer una maestría en derecho comparado en New York University (NYU), y al graduarse trabajó en esta ciudad con Bracken & Margolin, firma de abogados especializada en derecho de sociedades y comercial. De día trabajaba en el bufete y en las noches preparaba el examen que le diera la licencia para trabajar en este estado. Logró pasarlo en el primer intento.



Mientras laboraba para la firma en New York, tuvo contacto con la Corte Internacional de Arbitraje de París. Le ofrecieron trabajar como consejero (una especie de magistrado auxiliar), pero primero debía aprender francés. Meses después dejó su empleo en Nueva York y, mientras hacía todos los trámites para estudiar al tiempo dos especializaciones en derecho internacional privado y comercio internacional, y derecho comunitario en la Universidad de la Sorbona, en París, trabajó unos meses con su padre, que también es abogado, en Bucaramanga.



En 1991, al terminar sus estudios y obtener un buen francés, empezó a trabajar en el tribunal, hasta 1999. Durante este tiempo estuvo a cargo de la administración y supervisión de más de 1.000 pleitos, se hizo experto en tribunales de arbitramento, pero se retiró, porque como funcionario de la Corte le estaba prohibido ejercer como abogado privado. Ingresó al bufete Garrigues & Andersen en Madrid, el más importante de España, como socio miembro del Departamento de Litigio y Arbitraje. Es responsable del área de arbitraje internacional y miembro del comité coordinador de la práctica latinoamericana. Es el único extranjero de los 90 abogados socios de esta firma.



Ahora es uno de los 60 miembros de la Corte Internacional de Arbitraje de París. Como abogado, representa a clientes europeos, estadounidenses y latinoamericanos en casos relacionados con la construcción de plantas termoeléctricas, construcción y operación de una represa, derechos de retransmisión de TV digital vía satélite y contratos PPA, BOT y BOOT.



Este bumangués, casado y con tres hijos, acaba de ser designado por el Ministro de Justicia español como uno de los cuatro miembros de la comisión redactora de la nueva ley de arbitraje.



El árbitro


Bucaramanga, 38



Es magistrado de la Corte Internacional de Arbitraje de París y una autoridad mundial en la materia. Fue elegido para redactar la nueva Ley de Arbitraje en España.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.