| 12/10/2004 12:00:00 AM

Entrevista "Queremos ser la compañía que mejor domina el multiformato"

Samuel Azout, presidente de Carulla Vivero, le explicó a Dinero los cambios en la compañía y las razones que lo llevaron a cambiar de estrategia.

Con el crecimiento de Carrefour ¿cómo va a mantener el segundo puesto en ventas?

Nuestra estrategia consiste en seguir creciendo en metros cuadrados en un sector donde en 2005 el comercio formal está construyendo 12% más en metros cuadrados. Carulla Vivero pretende lograr una expansión que le permita mantener su participación de mercado vía crecimiento orgánico, y adquisiciones.



¿A qué modelo le están apostando?

Al multiformato, lo que quiere decir que tenemos varios productos para llegar a los consumidores. Esos productos dan una flexibilidad para crecer y llegar a los diferentes estratos socioeconómicos.



Otros están saliendo del multiformato.

Algunos comerciantes lo encuentran complejo, pero nuestra especialidad es ser capaces de manejar múltiples formatos para llegar a los consumidores. Así, Surtimax nos permite entrar a un segmento de población donde tenemos muy baja presencia, que son los segmentos más populares de la población.



En teoría tener muchos formatos no es eficiente.

Exige una sofisticación en mercadeo y en ser capaces de cambiarse los diferentes sombreros y tener al mismo tiempo un back office de distribución y administración integrado y al frente tener formatos con estrategias diferenciadas. Si uno lo logra, va a tener mayor flexibilidad y opción en el crecimiento y en mantener participación de mercado.



El fuerte de Carulla no es competir con precio. Se dice que no ha sido exitoso con Merquefácil.

Merquefácil se ha ido consolidando bastante bien, pero tiene un volumen pequeño dentro del volumen de la compañía. Si bien Carulla Vivero tradicionalmente ha operado mejor en los estratos medios y medios altos, la adquisición de Surtimax nos trae los conocimientos, la cobertura y el potencial para abrir caminos y consolidarnos en los otros estratos.



¿Merquefácil y Surtimax son redundantes?

No. Cada uno tiene una independencia estratégica. Merquefácil son pequeños supermercados de conveniencia, con entre 400 y 450 m2, precios bajos y surtido limitado. Surtimax es un destino, es un almacén de 2.000 m2, que de paso atiende canal institucional y tenderos.



¿Hacia dónde se va a enfocar la compañía?

En cadena de abastecimiento, clientes, gente y crecimiento.



¿Se les ha ido la mano con los recortes de personal que ya han llegado a la cúpula?

En ese caso hay que pensar en el refrán "ni tanto que queme al Santo, ni tan poco que no lo alumbre". Es decir, tenemos la tranquilidad de que nuestra compañía tiene suficiente músculo para que se puedan implementar y desarrollar las estrategias y las tácticas, pero no demasiado para que se produzca grasa.



Las utilidades netas han mejorado, pero sus gastos operacionales son altos. ¿Qué están haciendo para mantener la rentabilidad?

Tratamos de lograr un equilibrio entre la rentabilidad de la firma en el corto plazo y la viabilidad a futuro.



El endeudamiento se ha mantenido alrededor de los $230.000 millones. ¿Por qué?

Queremos mantener un endeudamiento que optimice el costo ponderado de nuestro capital. Eso quiere decir mantener el balance adecuado entre capital y deuda para maximizar el costo de capital de sus accionistas sin llegar a niveles de riesgos que superen nuestro nivel de insomnio. Hoy está en el orden de 1,5 a 1,7 veces el ebidta.



¿Siguen buscando un socio?

Tuvimos un proceso para la búsqueda de un socio estratégico que no logró los resultados esperados y luego de abortar el proceso, decidimos encaminarnos a esta nueva etapa de crecimiento y fortalecimiento de la compañía. Aunque no descartamos la posibilidad de conseguir un socio estratégico en el futuro, en este momento no hay ninguna búsqueda formal en ese sentido.



¿Las inversiones de 2005?

Incluyendo la inversión de Surtimax, para 2005 las inversiones están en el orden de los $100.000 millones.



¿Cómo se ve la competencia?

La apertura de nuevos almacenes va a presionar hacia abajo las ventas por metro cuadrado y va a presionar a los diferentes jugadores a lograr mayores eficiencias. Incluso, se incrementará la guerra de precios.



¿Y la economía?

Mientras algunos dirigentes gremiales han anunciado que la economía colombiana pasa por su mejor momento, yo soy menos optimista. Si no hay inversión privada y el Estado tiene muy pocos recursos para hacer inversiones más allá de los gastos que tiene comprometidos, hay pocas probabilidades de que la economía supere un ritmo de crecimiento del promedio latinoamericano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?