Entrevista - Guillermo Perry

| 4/19/2002 12:00:00 AM

Entrevista - Guillermo Perry

Guillermo Perry, economista en jefe del Banco Mundial para América Latina, habla sobre las prioridades en la agenda de política económica para Colombia. ¿Cuál es el problema central de la economía colombiana que deberá enfrentar el nuevo Presidente?

Sin duda, el problema fiscal. Aunque el deterioro se ha frenado en los últimos dos años, Colombia corre el riesgo de no convencer a los inversionistas internacionales sobre sus posibilidades de solvencia. No hay nada inevitable aquí, pero se requiere acción.



¿Qué hay que hacer?



En sus primeros 100 días, el nuevo gobierno tiene que dar señales claras en dos temas centrales. El primero es la aprobación de una ley de reforma pensional que dé viabilidad de largo plazo al sistema, que fortalezca al Seguro Social sin hacer daño a los fondos privados. La reforma de los regímenes especiales es indispensable.



El segundo es la aprobación de una ley de responsabilidad fiscal. Al proyecto actual hay que añadirle una cláusula que limite cuantitativamente el aumento de los gastos. No se debe establecer una cifra cuantitativa de crecimiento de año a año, sino un límite basado en un promedio de los 5 años anteriores. En Brasil se ha aplicado una ley de este estilo con bastante éxito. Tiene un ingrediente adicional: los funcionarios que violan la ley incurren en crímenes fiscales. La responsabilidad es penal.



¿Qué se ganaría con esto?



De inmediato, Colombia ganaría confianza. La sostenibilidad fiscal es un problema de expectativas. Esto permitiría bajar las tasas de interés, lo que ayudará a frenar la apreciación del peso. Además, reduciría el riesgo país, lo que permitiría que Colombia se beneficiara de la reducción de spreads de la cual se han beneficiado otros países latinoamericanos.



¿No es prioritaria una reforma tributaria?



Es necesaria, pero hay que madurarla más. Es mejor esperar un poco, pero hacerla bien.



¿Cómo se verá afectado el manejo económico por la guerra?



Sin duda, es necesario aumentar el gasto militar. Habría que aumentar la tributación en forma temporal.



¿Cómo se explica la revaluación del peso?



En parte, es un fenómeno internacional. Cuando hay liquidez importante, las tasas de interés en los países desarrollados bajan y las tasas de cambio en América Latina se aprecian. Esto está pasando hoy también en México. En Colombia, el fenómeno se ha agravado porque el balance en la mezcla de política económica es equivocado. El ajuste fiscal ha sido incompleto y la presión por financiar el déficit exacerba la revaluación.



¿Qué debería hacer Colombia para mejorar su competitividad?



Más allá del tipo de cambio, Colombia se ha quedado atrás en sus reformas microeconómicas. Las dificultades para la creación de empresas, los problemas en los procesos de regulación y el estancamiento de los sistemas de educación y entrenamiento están afectado seriamente la competitividad. Nos hemos quedado con instituciones anquilosadas.



El año pasado, el Banco Mundial le dio a Colombia un aval para conseguir crédito en los mercados internacionales. ¿Volvería a hacerlo?



El Banco Mundial hizo tres operaciones similares con Tailandia, Argentina y Colombia. Fueron excepcionales, pues el propósito era ayudar a países que eran castigados excesivamente por dificultades que había en el mercado. Ahora, los mercados muestran amplia liquidez, de modo que no se justificaría hacer algo similar. Adicionalmente, esas operaciones están cerradas, pues la Junta del Banco está evaluando sus resultados.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.