| 8/15/2008 12:00:00 AM

¿En qué está Colombia?

En el segundo semestre debe estar listo el Conpes de Cambio Climático, y en 2009 el estudio Stern, que medirá el costo-beneficio que genera este tema para la economía colombiana.

Desde hace dos años, con la inclusión de un capítulo ambiental en el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2010, el gobierno dio una señal de la relevancia que le estaba dando a este tema. Ahora, este reconocimiento se va a fortalecer con tres nuevas iniciativas: la elaboración de dos documentos para aprobación del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), uno sobre Cambio Climático, que está en preparación, y otro sobre Competitividad del Medio Ambiente, que está en definición; y la contratación de un estudio Stern para hacer un análisis del costo beneficio que genera el cambio climático para la economía colombiana.

De acuerdo con la directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Carolina Rentaría, el Conpes que define la Política Nacional de Cambio Climático, debería estar listo antes de que termine el año. Este documento, que se está trabajando coordinadamente con el Ministerio de Medio Ambiente, tiene cuatro grandes estrategias. En primer término, fija una política integral de adaptación y mitigación al cambio climático, con la definición de planes integrales de acción sectoriales. En segundo lugar, busca la generación de información para la toma de decisiones. Otro componente es el cambio institucional, para generar un marco que permita trabajar integradamente a todas las entidades sobre este tema.


Y por último, está la financiación, que le podría permitir al país conseguir recursos internacionales gracias a una adecuada política sobre cambio climático.

Por su parte, el estudio Stern, que debe estar listo para el 2009, le permitirá al DNP y al Ministerio de Hacienda cuantificar los costos que se derivan del cambio climático, y así tener un marco claro de los recursos que se necesitan para las políticas de adaptación y mitigación.

Lo que hay
Por ahora, los distintos ministerios vienen trabajando en políticas de mitigación o adaptación al cambio climático. La medida más conocida es la de biocombustibles, que espera que en 2012 se utilice como mínimo el 14% de biocombustibles en las mezclas, aunque se dará total flexibilidad para que se puedan utilizar porcentajes superiores. Frente a las críticas que genera este tema, el Ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, asegura que en Colombia se certificará que no se va a talar selva ni a afectar la seguridad alimentaria para producir estos biocombustibles. Por otra parte, se avanza en temas de reforestación, y se ha fortalecido la investigación en ciencia y tecnología sobre el cambio climático.

En transporte, en 2006 se ordenó el uso de combustibles limpios; se fijaron las condiciones de reposición de la flota de pasajeros y carga; y se expidieron normas para la revisión técnico-mecánica de gases en los vehículos, para reducir emisiones.

En el Ministerio de Minas y Energía, se fijó por resolución el factor de emisión de gases de efecto invernadero para los proyectos de generación de energía con fuentes renovables conectados al Sistema Interconectado Nacional cuya capacidad instalada sea igual o menor a 15MW, y se está promoviendo la sustitución de bombillas incandescentes por lámparas ahorradoras de alta eficiencia, a partir de 2011.

Por otra parte, bajo la coordinación del Ideam, se ejecuta desde hace dos años el proyecto Piloto Nacional Integrado de Adaptación, que busca formular programas de adaptación a los efectos del cambio climático en diversos ecosistemas del país. El proyecto tiene un valor total de US$15 millones.

En educación, el ministerio del ramo promueve la incorporación del tema en los Proyectos Ambientales Escolares.

En comercio, el tema se incorporó en los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos, Chile, Canadá, Triángulo Norte y Efta. Mientras en turismo se busca mitigar el impacto climático del sector al mejorar el uso de recursos como agua y energía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?