| 1/18/2008 12:00:00 AM

Empresas. El camino difícil

La opción de invertir en negocios nuevos o en marcha es mucho más complicada que las inversiones financieras, pero tiene sus compensaciones: retornos de 30% y más.

La mayoría de las grandes fortunas del mundo se han hecho en actividades no financieras. De hecho, los asesores en finanzas personales sostienen que nadie se ha hecho rico solamente ahorrando.

El problema es que la buena voluntad y la visión casi nunca son suficientes para sacar adelante una empresa. Para tener éxito en este tipo de emprendimientos, se necesita capacidad de ejecución que, aunque se puede aprender, es un atributo escaso. Además, en la mayoría de los sectores no hay ningún sustituto para la experiencia, de modo que se requiere asociarse con gente que conozca el negocio en detalle. Cientos de veces, la rentabilidad de ideas muy buenas se pierde en los problemas que se presentan en la época del aprendizaje.

A pesar de lo anterior, el momento para entrar en inversiones no financieras puede ser ahora. Los años de vacas gordas, como los que se avizoran todavía para 2008 y 2009, ofrecen un escenario favorable para los emprendedores. Hay mayor demanda y se permiten errores que, en una recesión, significarían la quiebra. Aparecen más áreas de negocios nuevos y posibilidades de crecimiento para los que ya están establecidos. Incluso algunos negocios no tan brillantes prosperan sin dificultad. En estas épocas de bonanza económica se vuelve a oír el dicho que se le aplicó al principio de los noventa: en huracanes, hasta los pavos vuelan.

Las oportunidades están ahí. Lo que hace falta es empresarios. Con una búsqueda cuidadosa se pueden encontrar en muchas partes negocios que rindan de 15% a 30% anual y en ocasiones más. Una forma de averiguar hacia dónde mirar, es identificar actividades que tienen buen potencial de crecimiento en este año.

Empresas

Es un buen momento para comprar empresas pequeñas y medianas, que ofrezcan buen potencial para quien pueda agregarles valor. Hay muchos dueños de empresas familiares en Colombia que aspiran a retirarse, pero quieren ver que sus empresas continúen. Para Aserbank, hay buenas oportunidades en alimentos y en confecciones, en empresas que tengan marcas reconocidas y nichos de clientela bien establecida. En confecciones, las inversiones van desde $600 millones hasta $10.000 millones y la rentabilidad desde 15% hasta 25%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?