| 5/25/2011 12:00:00 AM

El amo de las vías

Conalvías se perfila como uno de los principales jugadores en el complejo ajedrez de la infraestructura. Otros, como Conconcreto, también están en el tablero.

El próximo 19 de julio, cuando cumpla su promesa de entregar al menos 96% de su tramo en la calle 26 de Bogotá -la obra pública que mayores controversias ha generado- Conalvías podrá proclamar a los cuatro vientos lo que sugieren sus cifras: que es uno de los principales maquinistas de la locomotora de la infraestructura del país.

Según su presidente, Andrés Jaramillo, con el fin de esa obra serán reeditadas las metas de cumplimiento que hicieron de 2010 el mejor año en la historia reciente de la compañía. Los buenos resultados se materializaron en la entrega de la represa del río Ranchería, en La Guajira; la conclusión de dos tramos de la doble calzada a Buenaventura, la finalización de la doble calzada Pereira-La Victoria y la agilización de sus ejecutorias dentro del plan de megaobras en Cali.

"El año pasado -dice el ejecutivo- facturamos $754.000 millones y hoy tenemos un patrimonio de $171.000 millones, activos por $466.000 millones y pasivos totales por $294.000 millones". Las cifras resultan relevantes dentro de una coyuntura difícil, generada principalmente por el hecho de que la 'locomotora' de la infraestructura ha tenido que trasegar por un terreno anegado, en el que la emergencia invernal amenaza con desdibujar las principales metas del sector.

En medio de un panorama contrastado por las crisis y las oportunidades, la empresa le apunta ahora a incursionar con fuerza en actividades clave como los hidrocarburos, la minería y los puertos y consolidar las bases que ya tiene sentadas en los mercados internacionales. Hace diez años desarrolla proyectos en Perú y Panamá y desde el año pasado consiguió entrar al mercado de La Florida. Tan solo en Perú, facturó el año pasado $146.000 millones y en Panamá cerca de $150.000 millones.

En Perú, Conalvías ha tenido a cargo obras equivalentes a 70% del sistema de transporte masivo de Lima, comparable al Transmilenio bogotano. En el resto del país tiene ocho carreteras en ejecución. Su irrupción en el mercado de los Estados Unidos, aunque todavía incipiente, comenzó con augurios favorables. En el estado de La Florida acaba de recibir la adjudicación de una carretera que costará US$ 4,3 millones y que incluye trabajos de excavación, tubería y rellenos. "La decisión de entrar a la Florida y la confianza que hemos ganado nos enfilará por una ruta de crecimiento sostenido", prevé el presidente de la compañía.

Conalvías y otros actores del mercado de la infraestructura esperan que el panorama se vea despejado pronto de los nubarrones del invierno y de la contracción en un sector en el que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos tiene una de sus principales apuestas. Según las previsiones oficiales, de aquí a 2015 el país aumentará en 17,6% sus inversiones en infraestructura. Esa previsión es una suerte de cuota inicial para el proyecto de subir el nivel de inversión hasta llegar al menos a 4% del PIB.

La competencia puede ser otro factor dinamizador, sobre todo en momentos en que nuevos actores afianzan su participación. Uno de ellos es Corficolombiana, del Grupo Aval, que sin mayores aspavientos, pero con un esfuerzo sostenido, es hoy por hoy -con cinco concesiones viales-, el más grande inversionista en el área de la infraestructura vial en el país. Otros conservan la fuerza de la experiencia y de la tradición y aspiran a seguir jugando fuerte. Uno de ellos es Conconcreto, que también tuvo un año de grandes ejecutorias (ver perfil en dinero.com).

Más allá de la coyuntura, las expectativas parecen favorables. El Gobierno abona el terreno para aplicar el Plan de Desarrollo en cuanto a la priorización de proyectos que serán considerados clave para respaldar la competitividad de la economía en tiempos en que los tratados de libre comercio con las potencias pasarán a ser más que un simple anhelo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?