Revista Dinero

| 9/28/1998 12:00:00 AM

Eje cafetero

El eje cafetero quiere ser el centro industrial y comercial de Colombia. Su ubicación privilegiada entre Bogotá, Cali y Medellín, en el centro de las principales vías que cruzan el país, lo convierten en un punto de encuentro para los inversionistas.



La región apenas comienza a manejar inversiones con socios y clientes más allá de sus límites. Las privatizaciones han contribuido a la apertura. Manizales ha sido pionero de la privatización de las telecomunicaciones. Pronto ocurrirá lo mismo en Pereira.



Tal vez la mayor ventaja del eje cafetero es que es capaz de pensar y actuar como región para el desarrollo de la zona, identificando sus debilidades, fortalezas y diferencias. Las iniciativas estratégicas, como la apertura de nuevos frentes de negocio (al estilo del ecoturismo cafetero) se adelantan en conjunto. Esto les permite potenciar esfuerzos y lograr metas más ambiciosas que las que lograrían si cada uno actuara por separado. Es un ejemplo para el resto del país.



Fortalezas



Es una de las zonas con mejor cubrimiento de servicios públicos en el país.

Está ubicada en la mitad del eje industrial, entre Cali, Medellín y Bogotá.

Hay unión regional. Los sectores privado y público de los tres departamentos saben trabajar en llave.

Manizales es un destacado centro universitario y de investigación, con 17.000 estudiantes en 7 universidades. Las condiciones de seguridad son superiores al promedio nacional.

Ya está adjudicada la instalación de la red de gas domiciliario.

Alto potencial de recursos naturales. Si bien el café ha sido el producto central, la base productiva es diversificada, incluyendo industria y comercio.



Debilidades



Los capitales locales no alcanzan grandes magnitudes.

Falta visión internacional para los negocios.

No hay autonomía financiera. Las decisiones importantes sobre créditos se toman en otras ciudades.

La dispersión institucional dificulta adelantar proyectos grandes y estratégicos.



Agroindustria



En los tres departamentos se están desarrollando proyectos de explotación de caucho con la financiación de la Corporación Financiera de Caldas. La Organización Ardila Lülle contrató con el Comité de Cafeteros de Risaralda la siembra de 150 hectáreas de mora, y Alpina desarrolla 30 hectáreas del mismo cultivo en Caldas. Cordicafé ha sido una de las principales promotoras de la agroindustria, al financiar varios proyectos para siembra de cítricos ­maracuyá, naranja, mora­ para empresas que producen jugos. Los centros universitarios de Caldas vienen desarrollando proyectos de investigación para empresas nacionales e internacionales.



Oportunidades



Industria




Caldas y Risaralda son fuertes en manufactura, mientras que la ventaja del Quindío está en la agroindustria. El potencial es amplio. Pereira se ha convertido en un nuevo centro manufacturero de prendas de vestir del país, con abundante mano de obra calificada para este sector.



Turismo



Hoy operan cerca de 400 fincas cafeteras con servicio de hospedaje en toda la región, lo cual confirma el gran potencial de ingresos de esta actividad, que puede atraer viajeros de Colombia y el exterior. El centro del turismo es el Parque Nacional del Café, en el Quindío.



Infraestructura



La doble calzada entre las principales ciudades de la región consolidará un mercado de 2 millones de habitantes. Será posible ir de Armenia a Manizales, recorriendo la zona de punta a punta, en poco más de una hora. En el área hay 4 aeropuertos: Manizales, Armenia, Pereira y Cartago, en el límite con el departamento del Valle. La doble calzada se terminará en dos años y tendrá un costo de US$250 millones.



Telecomunicaciones



La región es uno de los focos de desarrollo de las telecomunicaciones en el país. Manizales ya tiene red de fibra óptica en toda la ciudad. Las empresas de telecomunicaciones de Pereira y Armenia están en proceso de privatización. Se avanza rápidamente en telefonía rural inalámbrica y el trabajo conjunto de las tres regiones incrementa el atractivo del sector. Esta plataforma de comunicaciones le dará una ventaja a toda la región.



Junto con la modernización de las comunicaciones, la Autopista del Café representa la capacidad de esta región para unificar su identidad y construir ventajas mediante inversiones en infraestructura.



La Autopista será el eje de desarrollo de la zona porque unirá las fortalezas de los tres departamentos, ayudando a consolidar un mercado de más de dos millones de personas. La doble calzada cambiará la vida cotidiana de las personas y abrirá posibilidades para numerosos negocios. Los manizaleños podrán ir a cine a Pereira. Los aficionados al golf podrán jugar 54 hoyos en tres ciudades distintas en un solo fin de semana, hospedándose en las haciendas cafeteras. Las amas de casa tendrán más posibilidades de escoger dónde hacer su mercado, en tres ciudades distintas.



La vía le quita relevancia al megaproyecto del aeropuerto de Palestina, una obra con la que muchos han soñado por largo tiempo, pero que se haría superflua al tener cuatro aeropuertos de fácil acceso, incluyendo el de Cartago, Valle. Sería más conveniente especializar cada terminal en un tipo de transporte diferente y acostumbrar a los pobladores a viajar una hora entre aeropuertos, como sucede en las principales ciudades del mundo.



Protagonistas



Juan Manuel Llano




Desde la gerencia de Emtelsa, convirtió a Manizales en un moderno centro de telecomunicaciones. Lideró la privatización de la telefónica de su ciudad, una de las más exitosas y rentables del país, y ahora se propone masificar en su departamento el servicio de telefonía inalámbrica, para lo cual ya tiene aprobados varios proyectos con inversionistas internacionales por US$8 millones. Logró cubrir la ciudad con una moderna red de fibra óptica.



Guillermo Trujillo



Al frente de la Corporación Financiera de Caldas viene financiando proyectos importantes en la región, especialmente agroindustriales. En sus 37 años de historia, la Corporación ha creado más de 160 empresas y ahora promueve empresarios jóvenes, realiza concursos y financia proyectos universitarios con la Fundación Universidad Empresa. La corporación es hoy uno de los símbolos del desarrollo caldense y del país.



Felipe López Hoyos



Creó a Frisby en 1977, una cadena de restaurantes de comida rápida que tiene 54 puntos de venta en 9 ciudades colombianas. Frisby genera 1.100 empleos directos e identifica a los pereiranos en el país. La cadena es manejada en forma directa por tres regionales ubicadas en Bogotá, Medellín y Pereira, en donde está la central administrativa. Frisby le pisa los talones a Avesco, la líder de los restaurantes en Colombia, y su meta es llegar al primer lugar.



Jorge E. Giraldo



Este paisa creó Publik, una forma de comunicación masiva mediante vallas electrónicas. La tecnología de esta empresa pereirana creó la única red nacional de información electrónica en vía pública del mundo, sobre la idea de los relojes públicos. Sus mensajes pretenden mejorar las condiciones de vida de la comunidad. Giraldo instaló el primer contador regresivo al año 2000 en Bogotá y el primero progresivo de población mundial en Medellín. Sus vallas han sido todo un éxito en el país.



Iván Botero Gómez



El grupo IBG es una empresa del Quindío. Actúa en los sectores industrial, comercial, de la construcción y la hotelería, y genera más de 5.000 empleos directos en todo el territorio nacional. El área de mayor crecimiento del grupo ha sido la industria del mueble, en la cual es el mayor fabricante del país. Hoy tiene presencia internacional y su marca está registrada en Venezuela, Ecuador, Perú y Estados Unidos.



Diego Arango Mora



Es un cafetero de pura cepa y ha dedicado su vida a la producción de este grano. Su interés en que la historia del café la conocieran las nuevas generaciones lo llevó a ser el principal impulsor del Parque Nacional del Café en el Quindío. El parque, el museo y la finca cafetera son visitados por más de 1.500 personas al día y se ha convertido en la ventana turística de la región para nacionales y extranjeros.



Agenda



El eje cafetero debe desarrollar, organizar y promocionar más, en el país y el exterior, el gran potencial turístico de la zona.

Sin descuidar el café, debe aprovechar las oportunidades de inversión en agroindustria, en caucho, cítricos y frutas.

La zona se ha convertido en un centro universitario y de investigaciones, una oportunidad de oro para mantenerse al día en lo último en tecnología y avances del mundo.

El éxito de la Autopista del Café depende de la estrategia que utilice la región para identificar las oportunidades y promocionarlas.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×