| 1/21/2005 12:00:00 AM

Educación<br>La mejor herencia

Destinar parte de su ahorro para asegurar la universidad de sus hijos es una excelente opción.

Durante este semestre, 35 jóvenes cursarán sus primeros semestres de educación superior en algunas de las universidades más reconocidas y, por tanto, más costosas del país. Sin embargo, sus padres no tendrán que preocuparse por los $68 millones a que podría ascender el costo total de su carrera universitaria. Esto se debe a que hace 5 años adquirieron el Plan Universidad Garantizada de Royal & SunAlliance y Global Education.

Los seguros educativos, que en la actualidad ofrecen otras compañías como Colpatria y Mapfre, garantizan, mediante una inversión anticipada, el pago de 10 semestres de estudio universitario de pregrado en la universidad colombiana que el beneficiario elija, sin importar su costo en el futuro.

Algunos planes, como el de Mapfre, sirven incluso para posgrado, siempre que se financie con él por lo menos 1 año en pregrado. Y si es en el exterior, estos planes le reconocerían el promedio semestral de la matrícula de las universidades privadas del país.

Quien invierte en seguros educativos debe tener claro que su dinero se destinará exclusivamente a este fin. Si por alguna razón el beneficiario no va a la universidad o los recursos son retirados antes de tiempo, se reembolsa el dinero, pero con un castigo del 30% del valor de la cuota pagada. También podría cambiar el beneficiario por un miembro cercano de la familia.

Quien no quiera amarrar su capital, tiene otra opción. Algunas fiduciarias cmo Davivienda ofrecen planes de ahorro para educación a manera de fondos de ahorro programados para este fin. Con ellos, puede disponer del dinero en cualquier momento. Si bien es claro que no garantizan el cumplimiento de la meta de ahorro, con lo cual puede no ser suficiente en el momento en que se requiera, esto dependerá de la disciplina de ahorro de los padres.



El costo

Si consideramos que los precios de las matrículas han aumentado tradicionalmente por encima de la inflación y que, según expertos, en 10 años una carrera universitaria podría estar costando hasta 3 veces más que hoy, hay que planear con tiempo la inversión en educación, para no terminar asumiendo unos costos demasiado elevados o, lo que es peor, no contar con los recursos en el momento que se requieran.

El valor del seguro educativo depende de la edad del beneficiario al tomar el seguro. Entre más joven y, por tanto, más años le falten para iniciar sus estudios universitarios, más baja será la inversión. Por ejemplo, para un recién nacido, a quien le faltarían 18 años para ingresar a la universidad, el costo es cercano a $28 millones. Pero a quien le falten 5 años (límite para tomar el seguro), le valdría $42 millones (ver gráfica).

No obstante, hay diferentes alternativas de financiación para la compra del plan. Por ejemplo, un plan para un recién nacido que paga una cuota inicial del 35%, podría tener cuotas mensuales desde $500.000, con una tasa de interés de DTF + 9 puntos aproximadamente o tasas fijas entre el 1,5% y 1,8% mensual.

Además, lo puede comprar por etapas (semestres) con el fin de congelar el precio hasta completar el plan (antes de los 14 años).

En un fondo fiduciario para un niño recién nacido que entrará a los 16 años a una universidad de $5 millones de hoy, la cuota sería alrededor de $307.000 durante los 16 años. Este valor incluye un seguro de vida, al igual que en los seguros educativos.

Como es una inversión considerable y de largo plazo es muy importante evaluar la solidez de la compañía con la cual se tome el seguro. Ante esto, las compañías buscan ofrecer cada vez mayores valores agregados. Sin embargo, si usted es disciplinado para ahorrar, siempre tendrá la opción de un fondo.

Recuerde que una buena formación universitaria aumentará la probabilidad de que sus hijos consigan empleo, obtengan mejores salarios y, por tanto, un seguro educativo puede ser la mejor inversión para su futuro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?