| 1/23/2004 12:00:00 AM

Educación<br>El valor del cartón

La educación universitaria es una gran inversión. Cómo mejorarla.

Para la mayoría de los colombianos, su trabajo es la principal fuente de ingresos, cuando no la única. Por eso, cualquier herramienta que mejore el sueldo tiene una especial relevancia financiera.

Una buena formación universitaria aumenta la probabilidad de conseguir empleo, de obtener un salario elevado y de cambiar de actividad hacia otras mejor remuneradas. Estos tres factores hacen que la educación superior sea una opción interesante. Pero, ¿qué tan rentable es en realidad?

En un programa de pregrado en alguna de las universidades más caras del país, un estudiante de ingeniería industrial, administración o economía puede haber gastado $64 millones en los cinco años de su educación, sin contar con libros ni costos de sostenimiento. En retorno, según cálculos de Consulgei y Human Capital, aumentará su probabilidad de obtener un puesto de trabajo en los primeros seis meses después de graduarse y recibirá un salario de enganche de $1,5 millones mensuales. En condiciones normales, dice, conseguirá ascensos cada cuatro años y con ellos terminaría quince años después recibiendo un sueldo de $7,5 millones en pesos de hoy. En esas condiciones, la educación le habrá reportado una rentabilidad de 30% real, esto es, decontando la inflación.

Si decide continuar en la universidad sin trabajar, para hacer una maestría en administración de negocios en el país, debe invertir otros $30 millones en dos años. Recibirá un salario de enganche de $2,8 millones mensuales y aumentos anuales que lo llevarán a $12 millones de hoy, trece años después. La tasa interna de retorno de su educación es de 28%. Si hace un MBA en Harvard, invertirá más de $200 millones en dos años, tendrá un sueldo inicial de $5 millones mensuales y en trece años, de $18 millones de hoy. En esas condiciones, su retorno será cercano al 20% real.

Para mejorar la rentabilidad de la educación, se pueden usar créditos del Icetex o de bancos comerciales. Con retornos como los que se mencionaron, las deudas son altamente recomendables, sobre todo en los programas más costosos. La deuda mejora el valor presente de la inversión entre 5 y 15% frente al pago sin crédito. También aumenta cuando se hacen ahorros por anticipado en fondos de fiducia, o se compran los seguros educativos que se ofrecen en el mercado.

Se incrementa además cuando se escogen carreras que permitan mayor movilidad, ascensos en la línea de carrera o trabajos internacionales.

La educación superior seguirá siendo, como lo indican los números, la principal fuente de movilidad social y de enriquecimiento para los colombianos. Aunque no es una condición suficiente para obtener altos ingresos, seguirá siendo, casi sin duda, una condición necesaria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?