| 11/14/2003 12:00:00 AM

Editoriales e imprentas: Forjando oportunidades con palabras

El sector del libro en Colombia se ve obligado a salir del país en busca de un mejor destino. Entrar al mercado estadounidense es un desafío que rendirá sus frutos.

Desde el protocolo de Nairobi, en 1976, el libro se comercia en casi todo el mundo libre de aranceles. De allí que un tratado de libre comercio con Estados Unidos no tenga un impacto directo en las editoriales e imprentas. Sin embargo, los vientos que están por venir para el libro colombiano tienen una lectura más amplia. Ante la paradoja de ser un sector competitivo en un mercado local deprimido, la única solución es abrirse campo hacia nuevos mercados. En Colombia, el promedio de lectura es de 2,4 libros por habitante al año, mientras que en Argentina es de 6 libros y en Europa de 12 libros. A pesar de que la Feria del Libro y la Ley del Libro han dinamizado las exportaciones, la demanda interna no responde, pues en 7 años la producción se ha reducido 50%, según la Cámara Colombiana del Libro.

En Colombia, el 82% de las exportaciones del sector se concentra en países de habla hispana. La competitividad de las editoriales e imprentas, en calidad y precio, les permite ser un fuerte competidor en la región. En 2002, exportaron US$90,4 millones, siendo México nuestro principal comprador, seguido de Venezuela, Ecuador y Estados Unidos. De allí que un clima de comercio más seguro y estable, a partir de un tratado de libre comercio, podría reanimar el mercado estadounidense, que se vino abajo. Este mercado es estable y demandante de libros, lo que sería clave para un sector tan afectado por experiencias como las de Venezuela y Argentina.

Si bien los 35 millones de hispanos que viven en Estados Unidos no son un mercado tan atractivo como se pensaría, por su bajo nivel de lectura, interés e ingresos, hay un porcentaje alto de personas a las que les interesa mantener sus raíces y cultivar la lengua entre sus hijos como una oportunidad en el mercado laboral. Competir en grandes volúmenes no es fácil, pero se pueden explotar nichos, como los textos especializados.



El mercado hoy



INTERNO

Según datos de la Cámara Colombiana del Libro, la producción anual del sector es alrededor de 8.444 títulos y 23 millones de ejemplares. En 2002, el libro generó 16.530 puestos de trabajo y sus exportaciones decrecieron 16%, principalmente por los problemas en Venezuela y Argentina. Las ventas al mercado interno también cayeron 21%, tendencia que viene de tiempo atrás. Hoy el sector está consciente de la necesidad de exportar para sobrevivir.

EXTERNO

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?