| 9/18/2009 12:00:00 AM

Ecopetrol, la líder

Sobre la base de su transformación en los últimos ocho años, esta empresa se ha convertido en un referente de administración y gestión.

Ecopetrol se llevó el liderazgo en la encuesta de Invamer Gallup para Revista Dinero entre empresarios y hogares, no solo en el tema de admiración sino en otros atributos, como la mejor administrada, la más sostenible, el mejor lugar para trabajar, la empresa que tiene la mayor capacidad para atraer y retener talento y la que saldrá fortalecida de la crisis. ¿Qué ha hecho esta empresa para alcanzar este liderazgo, cuando apenas hace diez años los titulares de prensa eran acaparados por las dificultades en su operación, producto de su agria relación con el sindicato?

Dos hechos cambiaron el rumbo de Ecopetrol en los últimos años. Primero, en 2003, la reforma en la política de hidrocarburos permitió que la compañía pasara de ser la agencia estatal en la administración del recurso petrolero a convertirse en una empresa más en el sector.

Esto la condujo a desarrollar instrumentos para recuperar la gobernabilidad de la compañía y a ajustarse a estándares internacionales dentro de las empresas del sector, en materia tecnológica y de reformas internas. "Se alinearon los astros", dice Javier Gutiérrez, presidente de la compañía, al referirse a la decisión del Gobierno de avanzar en la transformación de la empresa.

Así, se dio claridad al marco de las relaciones laborales de Ecopetrol y la Unión Sindical Obrera (USO), que llevó a generar unas condiciones de mayor seguridad y garantía en las operaciones de la compañía, ratificado en la convención colectiva que firmaron en agosto pasado, por cinco años. Además, se establecieron esquemas de direccionamiento estratégico y de medición.

Se necesitaba, entonces, dar el siguiente paso, el segundo hito para la empresa: llegar a la fórmula de la capitalización para dotarla de los instrumentos que le permitieran hacer más ágiles sus procedimientos -contratación y remuneración de empleados, por ejemplo- y posicionarse en el mercado de capitales.

Surgió el proceso de democratización en el que ciudadanos y el sector solidario se quedaron con el 10% de Ecopetrol, dándole mayor visibilidad. Hoy tiene más de 450.000 accionistas y las transacciones de su acción representan cerca del 50% de los movimientos de la Bolsa de Valores de Colombia.

En estas condiciones, la estrategia de Ecopetrol viene de la mano de un proceso de expansión e internacionalización para alcanzar la producción de un millón de barriles diarios en 2015, lo que supone crecimientos de producción de 12% anual. Sus inversiones, que en 2003 fueron de US$500 millones, para el año pasado se multiplicaron casi por diez al superar los US$4.800 millones y para este año espera estar por encima de US$6.000 millones. Ha hecho apuestas en su estrategia de exploración y explotación de crudo, como la compra de Hocol; y en transporte y logística -acaba de adquirir Ocensa-. Sin embargo, también busca el desarrollo del resto de los negocios de la cadena, donde se agregue más valor. Incursionó en el negocio petroquímico, con la compra de Propilco; asumió -tras el retiro de Glencore- la operación de la Refinería de Cartagena; está explorando el negocio de biocombustibles y entre sus planes está volver al sector de la distribución, donde aspira a tener el 8% del mercado en 2015.

En su visión hacia mercados externos, adquirió activos en el Golfo de México y, junto con la Compañía Nacional de Petróleo de Corea, adquirió Petrotech en Perú.

¿Cuál es el éxito de la gestión? Para Gutiérrez, los logros alcanzados obedecen a distintos factores. Uno, el trabajo con la gente y la posibilidad de desarrollar proyectos ambiciosos. De acuerdo con un funcionario de la empresa, hoy, dada la expansión, hay una mayor proyección laboral. "Cuando me retire de Ecopetrol, mi mayor legado sería que mi sucesor surgiera del interior de la organización", dice Gutiérrez. El segundo, a la excelencia operacional, con estándares internacionales, apoyados en la tecnología, cero accidentes y el desarrollo de innovación para el sector, "para lo cual tenemos un brazo muy importante: el Instituto Colombiano del Petróleo", agrega Gutiérrez. Y, tres, la sostenibilidad de la compañía, en sus relaciones con la comunidad y el medio ambiente, con relaciones gana-gana con sus grupos de interés.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?