Dólar y euro

| 1/24/2003 12:00:00 AM

Dólar y euro

La diversificación del portafolio exige la inversión en papeles denominados en dólares y euros. Pero hay que saber en qué se invierte.

Ante la incertidumbre que rodea los mercados financieros, el dólar se mantiene como una de las alternativas más rentables y seguras para los inversionistas colombianos en plazos largos. Quienes invirtieron en dólares han visto aumentar su dinero a pasos agigantados. Solamente por la devaluación, su capital se incrementó 25% en los últimos 12 meses. Por supuesto, lo que sucedió no tiene que repetirse en el futuro inmediato, pero mientras Colombia no sea un gran productor de dólares, las inversiones en esta moneda serán una buena apuesta a mediano y largo plazo.



El escenario cambiario más probable para el 2003 es el de una devaluación moderada en términos nominales, muy en línea con la inflación, alrededor de un 7% a 12%. Esto supone que los planes anunciados por el gobierno sobre perspectivas fiscales y cambiarias se cumplen. No obstante, la posibilidad de una devaluación un poco mayor no es del todo descartable, pues siempre existe el riesgo, aunque por ahora remoto, de que el gobierno no cumpla las metas fiscales acordadas con el FMI. Esto dificultaría el acceso a la financiación externa y presionaría hacia arriba el precio del dólar. El tamaño de esta presión dependería de la magnitud del incumplimiento.



El rendimiento de invertir en dólares podría terminar siendo inferior o superior a la devaluación observada, dependiendo del tipo de inversión que se escoja. Si, por ejemplo, en la coyuntura actual de bajas tasas de interés en Estados Unidos se opta por alternativas conservadoras, como cuentas de ahorro o certificados de depósito, el rendimiento estará ligeramente por encima de la devaluación.



Por el contrario, si la alternativa es una inversión en acciones o bonos en dólares o en fondos de inversión en el exterior, el rendimiento está sujeto a una amplia variabilidad. Podría exceder ampliamente la devaluación, pero también, si cae el precio de los papeles, el inversionista podría terminar el año con menos plata de la que invirtió. Al escoger la inversión en dólares, se debe tener total claridad respecto a las características del instrumento de inversión escogido y se debe evaluar la magnitud del riesgo en que se está incurriendo. El período de la inversión es decisivo. Solamente en casos de mucha suerte o de gran especulación se pueden lograr grandes utilidades en períodos cortos.



La inversión en euros es otra alternativa que ha venido tomando fuerza, sobre todo desde que entraron a operar en Colombia algunos fondos de inversión que trabajan en esta moneda. Esto ha facilitado la diversificación en monedas, crucial para mejorar el rendimiento de los portafolios de inversión.



Para quienes invirtieron en euros a comienzos del 2002 y aún mantienen esta inversión, los rendimientos en pesos han sido superiores al 50%, pues el inversionista no solo gana la devaluación del peso frente al dólar, sino además la del dólar frente al euro, que en los últimos 12 meses asciende a 18%.



Hacia adelante, sin embargo, es difícil que el euro se siga fortaleciendo frente al dólar en esta proporción. Por el contrario, es muy posible que el euro se devuelva un poco hasta llegar a la paridad, particularmente después de que se despejen las dudas sobre la guerra de Estados Unidos contra Iraq, que es finalmente lo que está llevando a la revaluación de esta moneda. El euro tiene pocas probabilidades de seguir subiendo, dados los problemas estructurales y el bajo crecimiento en las economías de la Unión Europea y en particular en Alemania.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.