| 12/16/2005 12:00:00 AM

Didetexco

Esta distribuidora de textiles y confecciones ha demostrado estar muy comprometida con el desarrollo de sus empleados. Diseñadores de bienestar y calidad de vida.

En el medio, Didetexco es reconocida como una empresa de tradición, sólida, seria, justa, organizada, innovadora y con valores y principios establecidos. Además, comprometida con la sociedad y con muy buena estabilidad laboral, ambiente interno de trabajo y relaciones interpersonales. Lo interesante es que dentro de la empresa, esta concepción dista poco de la realidad.

"Es una compañía que piensa no solo en el empleado, sino en su familia, y eso hace que sea diferente a muchas y que genere bienestar y tranquilidad para todos", explica un trabajador encuestado por el Instituto Great Place To Work Colombia. "Como empresa es excelente y predomina la gente amable, que trata muy bien a los compañeros y proveedores", agrega otro. Y uno más anota: "Hay esfuerzo permanente por mejorar el ambiente laboral, oportunidad para ir a cargos superiores y actualización en tecnología, si la persona está trabajando para crecer en todos los niveles".

La empresa está muy comprometida con el desarrollo de sus empleados y ha entendido que sus esfuerzos en ese sentido tienen además incidencia positiva en los resultados para los accionistas. De hecho, considera que las inversiones en talento siempre terminan por generar utilidades y que se trata entonces de un gana gana que le permite consolidar su estrategia de formación continua para el talento propio y ofrecer estímulos a los trabajadores, como créditos, auxilios y becas. "Los compromisos adquiridos por la empresa con sus trabajadores siempre se cumplen, en las cuantías y fechas establecidas. Tales son los casos de incrementos salariales y pagos de incentivos y bonificaciones. Y lo mismo ocurre con el compromiso de presentación de reportes e informes de resultados de la empresa", comenta Ramiro Arango Dahl, gerente de Didetexco.

La estrategia continuará siendo invertir en el talento, de tal manera que la empresa logre potenciar el perfil que busca en todos sus trabajadores: "Debe ser una persona que tenga las competencias requeridas para el cargo por desempeñar, buenas relaciones interpersonales, honesta, dispuesta al servicio, comprometida, responsable, amable, respetuosa, disciplinada e innovadora", agrega Ramiro Arango Dahl, de Didetexco. El resto, por la dinámica del negocio de la moda, es pasión y alto nivel de compromiso con el producto.

Desarrollo: Procesos de formación continua para adelantar estudios formales y no formales, y un plan de estímulos con créditos, auxilios y becas. La empresa promueve planes de carrera, los cuales brindan posibilidades de ascensos en lapsos adecuados.

Equilibrio entre vida personal/laboral: Diseño anual de programas dirigidos al personal y a su grupo familiar, con el objetivo de mejorar su calidad de vida y el sentido de pertenencia hacia la compañía. Ciclos de formación para la familia y asesoría al empleado en tiempo libre.

Imparcialidad en procesos: Las vacantes en la empresa son cubiertas mediante procesos de convocatoria interna, en los que se evalúan las competencias. Los empleados que cumplen determinado perfil pueden aspirar a cargos que les permitan crecer laboralmente.

Reconocimiento: Define una metodología para tomar en cuenta las propuestas de los empleados, mediante el programa denominado Ingenio, que se encarga de canalizarlas, evaluarlas y ejecutarlas con un procedimiento establecido. Empoderamiento, la clave.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?