| 12/16/2005 12:00:00 AM

Diageo Colombia

Jornadas flexibles, capacitaciones en el exterior, bonos de desempeño y posibilidad de aplicar a cualquier cargo de la compañía en el mundo son algunos de los atractivos para trabajar en esta multinacional de los licores.

La única oficina que tiene puertas, en Diageo, es la del gerente general, aunque muy pocas veces está cerrada. De resto, ninguna. Este aspecto hace parte de la filosofía con la que se trabaja en esta multinacional inglesa de los licores, cuya historia está ligada a la de sus marcas: Johnnie Walker, Smirnoff, Baileys, Buchanan's, Old Parr y Santa Rita, entre otras.

Los 69 empleados de la firma en Colombia asumen 'la libertad para ser exitosos', como una de sus premisas más importantes para desempeñar sus labores. Por eso, su estructura organizacional es plana y abierta como sus puertas. Esto representa una combinación de posibilidades para que las personas se realicen profesionalmente, y al mismo tiempo mejoren su calidad de vida y la de su familia.

Todo parte de un proceso de evaluación de desempeño, con base en el cual a cada trabajador se le traza un plan individual donde se establece qué necesita para desarrollar sus competencias, incluidas las personales.

"Para nosotros, lo más importante son las personas, la idea es que progresen y que la compañía progrese con ellas. Una vez se sabe hacia dónde quieren apuntar, se definen los perfiles y los cronogramas de las capacitaciones en mercadeo, ventas, finanzas, alto desempeño y construcción de equipos, entre otros, para desarrollar sus capacidades técnicas y personales", explica María Clara Correa, coordinadora de recursos humanos.

Esa revisión de los objetivos individuales, por ejemplo, le permitió a ella flexibilizar su jornada laboral para poder obtener un posgrado en gestión humana y desarrollo organizacional.

Ese continuo proceso de desarrollo permite que las personas puedan acceder a cargos superiores incluso en otras áreas de la organización no solo en el país sino en las más de 80 oficinas de Diageo alrededor del mundo. Por eso, la compañía financia cursos en el exterior para el aprendizaje del inglés y la capacitación de su área de ventas y mercadeo.

Por ejemplo, Geovanny Rodríguez, quien ocupaba el cargo de gerente de planeación financiera, hoy se desempeña como supervisor regional de ventas. Y quien era gerente de contabilidad, tiene un cargo directivo en el área de distribución en Venezuela. Así mismo, hay colombianos en oficinas en Ecuador, Holanda, Venezuela, etc.

"Hay algo especial: la importancia que da la organización al ser humano. Lo valora, no lo explota y reconoce su esfuerzo y dedicación, mediante motivación y agradecimiento", dijo uno de los empleados consultado por el Instituto Great Place to Work Colombia.

Desarrollo: Hay planes individuales de crecimiento tanto en el área empresarial como personal. Se financian capacitaciones en idiomas, mercadeo, finanzas y desempeño, entre otras.

Equilibrio Vida personal/laboral: Hay flexibilidad laboral. Las personas no tienen que estar amarradas al escritorio, pues el compromiso con la empresa se mide con resultados: en ventas brutas, Diageo Colombia creció 15% durante el año fiscal julio de 2004 a junio de 2005. Para el período julio de 2005 a junio de 2006, se espera cerrar con un 19% de incremento.

Imparcialidad en procesos: Diageo cuenta en su intranet con la 'tienda de carreras', un portal en el que todos pueden conocer y aplicar a las vacantes internas y mundiales. Las evaluaciones de desempeño son de 360 grados.

Reconocimiento: Hay un club de valor que se encarga de reconocer los logros y avances de las respectivas áreas de la organización, y otorga anualmente bonos de desempeño, equivalentes a porcentajes de los ingresos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?