¿Despegan los seguros?

| 9/14/2001 12:00:00 AM

¿Despegan los seguros?

Las secuelas de la crisis financiera y la incertidumbre económica frenan las decisiones. Sin embargo, un grupo de entidades se está moviendo rápido para ganar mercado mientras otros vacilan.

El sector asegurador en su conjunto, seguros generales y de vida, reportó utilidades netas de $90.000 millones durante el primer semestre del año, mientras que en el mismo período del año anterior registró pérdidas por $56.000 millones, lo cual significa una mejora de 260% en el resultado final.

No obstante esta notable recuperación, a la hora de evaluar una compañía de seguros importa más su resultado y/o utilidad técnica. Este indicador mide el desempeño en la actividad de asegurar y se calcula simplemente como la diferencia entre las primas menos los siniestros y menos los gastos administrativos y de personal, de seguros, reaseguros y comisiones. Aunque en este punto se ha iniciado un proceso de ajuste, aún falta mucho por hacer pues si bien la mejoría de la industria se debe en parte a una mejora de 27% en el resultado y/o utilidad técnica, la mayor parte del mejor desempeño obedece a un aumento del 57% en el rendimiento de inversiones.



Otro factor, ajeno a la actividad de asegurar en sí y que contribuyó a mejorar los resultados del sector, fue la eliminación por parte de la Superintendencia Bancaria de los ajustes por inflación para el cálculo del resultado final. Esta medida significa por sí sola un alivio en el nivel de utilidades de alrededor de $14.000 millones.



Entre los factores del negocio que contribuyeron al resultado técnico están el aumento de 15% en el nivel de primas y la disminución del 8% tanto en el índice de siniestralidad como en el nivel de gastos.



No obstante los ajustes iniciados en muchas compañías, el negocio de asegurar sigue en su conjunto sin ser rentable. El resultado técnico sigue siendo negativo en $119.000 millones al cierre del primer semestre y tan solo 14 de las 48 empresas que componen el sector generan valor en la línea central de su negocio. (Mientras que 39 de las 48 al final obtienen utilidades netas lo cual demuestra que las están generando vía renta de inversiones).



Y de estas 14, solamente 4 pertenecen al sector de seguros de vida, segmento cuya situación es más complicada pues hay un deterioro de 38% en el resultado neto. Al parecer, las compañías de este sector no han ajustado sus tarifas y no tienen un nivel de primas adecuado al riesgo que están asumiendo. Esto se debe en parte a que se tienen ramos que no son tan dependientes del mercado reasegurador mundial y a que muchas compañías están aprovechando la coyuntura para ganar participación de mercado, por lo cual están compitiendo vía precio. Estrategia que grandes compañías de seguros generales siguieron en el pasado y que demostró ser equivocada.



La reciente ola terrorista que ha sacudido a Estados Unidos traerá un recrudecimiento de la ya difícil situación del mercado reasegurador en todo el planeta. Esto impactará las primas y los resultados de la industria durante mucho tiempo.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.