| 12/16/2005 12:00:00 AM

Deloitte & Touche

Quienes trabajan en esta auditora tienen la posibilidad de convertirse en socios. Es considerada la mejor escuela para los recién egresados de carreras afines.

Los 25 socios que hoy tiene Deloitte & Touche en Colombia, alguna vez fueron aprendices en esta misma organización. Muchos empezaron como asistentes de auditoría y luego de ganar mucha experiencia pasaron a los niveles más avanzados como supervisores y posteriormente a gerentes, hasta convertirse en socios. Uno de ellos es su actual presidente, Óscar Darío Morales, tras una carrera de más de 15 años.

Esta firma se consolidó como una de las más importantes del país a partir de 2002, cuando absorbió a Arthur Andersen, la cual llevaba más de 40 años en el mercado colombiano. Gracias a esta movida, hoy cuenta con 713 personas en su nómina y con más de 700 clientes en las principales ciudades del país.

Deloitte está presente en 147 países, con socios locales que tienen independencia financiera y de responsabilidades.

"La base de este negocio es el capital humano. Pero esta organización tiene una característica que la diferencia de las demás: aquí no se necesita plata para llegar a ser socio, sino capacidad, dedicación y esfuerzo. Todo se basa en la meritocracia", sostiene Morales.

La compañía tiene 178 asistentes, en su mayoría profesionales recién egresados de las facultades de contaduría, aunque también hay abogados, economistas e ingenieros escogidos por sus calificaciones. Trabajan en las áreas de auditoría, consultoría empresarial y asesorías tributaria, legal y financiera. De hecho, Deloitte se ha convertido en la mejor escuela para los contadores recién egresados, a los cuales también los atrae la posibilidad de trabajar en otros países. La firma ha exportado 14 profesionales que trabajan hoy en Londres, Sao Paulo, Calgary, Toronto, Barcelona y Santiago de Chile.

Por eso, durante el trabajo de campo realizado por Great Place to Work en Deloitte, se escuchó este comentario: "Trabajar aquí brinda la oportunidad de ampliar conocimientos técnicos y profesionales, debido a la variedad de clientes que se manejan en los diferentes sectores de la economía nacional".

Según Morales, algunos se quedan haciendo carrera, otros aprenden y se van a buscar mejores opciones. En el mercado, por lo menos 40 vicepresidentes de compañías pasaron por Deloitte.

Desarrollo: La firma tiene un modelo piramidal de crecimiento. Ofrece licencias para estudios en el exterior y la posibilidad de calificar a cargos en sus oficinas en 147 países.

Equilibrio Vida personal/laboral: Actividades integrales que involucran a la familia de los funcionarios, como programas culturales y deportivos. Está incursionando en los acuerdos flexibles de trabajo y en herramientas que permitan estar conectado con la oficina. imparcialidad en procesos: La meritocracia es la base para el desarrollo profesional en la compañía. Se considera una organización multicultural e incluyente.

Reconocimiento: En Deloitte hay diversos programas de reconocimiento al desempeño, como la oportunidad de trabajar 18 meses en cualquier otra oficina de la compañía en el mundo o estudiar inglés en la Universidad de Syracuse, en Estados Unidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?