| 2/5/2010 12:00:00 PM

De Copenhague a Cancún

En la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático de este año no se puede repetir la falta de compromiso de Copenhague.

El sentimiento de desilusión que quedó tras la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP15) en Copenhague, en diciembre de 2009, fue un factor predominante en las 17 discusiones sobre Cambio Climático que tuvieron lugar en el Foro Económico Mundial. En la reunión de Davos estuvo latente el temor de que haya pasado el momentum que se había conseguido para la COP15.

La idea de mayor acogida sobre medio ambiente fue presentada por el presidente de México, Felipe Calderón, quien instó a los líderes del mundo a trabajar arduamente en lo que resta del año para recuperar la energía y la expectativa para la COP16, que tendrá lugar en Cancún entre el 29 de noviembre y el 10 de diciembre de este año.

José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del gobierno de España, se mostró desconcertado por lo ocurrido en la reunión de Copenhague y expresó: "Con el calentamiento global no nos puede pasar lo mismo que nos pasó con el sistema financiero. Necesitamos un acuerdo vinculante". Calderón llamó la atención respecto a que el calentamiento global es un problema de todos los países del mundo y que, por tanto, las medidas para enfrentarlo deberían ser tomadas de forma coordinada entre países ricos y países pobres.

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, hizo un llamado a repensar el mecanismo de toma de decisión de las autoridades multilaterales. "En organismos como la ONU, unos pocos países ricos toman decisiones que afectan a todos los países del globo. Esto es un problema para conseguir soluciones reales", expresó.

En una sesión plenaria dedicada al tema del calentamiento global, el secretario Ejecutivo de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, Yvo de Boer, expresó su preocupación en cuanto a que en Copenhague no se avanzó en temas tan cruciales como el Protocolo de Kyoto. Sin embargo, de Boer destacó los avances "en la arquitectura del seguimiento a emisiones y los mecanismos financieros que la acompañan".

La representación estadounidense en este foro corrió por cuenta del congresista demócrata Edward Markey, quien declaró que el problema que enfrenta el mundo en cuanto al Cambio Climático está en que "las ideas están en marcha, pero las políticas no". Markey espera que la legislación que quiere pasar Obama para enfrentar el Cambio Climático sea aprobada este año. "Los estadounidenses no podemos seguir diciéndole al mundo qué hacer, si no tomamos acciones concretas cuando somos los principales productores de CO2 del planeta", expresó.

El presidente de México aprovechó el ambiente de la plenaria para expresar su intención respecto a que en Cancún "se siembre confianza entre los países, con negociaciones de buena fe". Así mismo, llamó la atención sobre la importancia de definir en la COP16 el uso que se le dará a los US$100.000 millones del fondo verde que va a crear el FMI para financiar programas que ayuden a combatir y mitigar los efectos del calentamiento global en las economías emergentes. "No podemos tener otra Conferencia sobre Cambio Climático sin resultados concretos", enfatizó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?