| 5/25/2007 12:00:00 AM

Cuero, calzado y marroquinería

Diagnóstico reservado para este sector que aunque creció el año pasado, lo hizo a menor ritmo que el resto de la industria.

Encrucijada es la palabra con la que se podría describir la situación actual de la industria del cuero y sus manufacturas. Por un lado, el mercado interno está siendo arremetido por la falta de materia prima que ataca dos etapas de la cadena productiva: el primer eslabón es el ganado en pie que se está exportando masivamente a Venezuela, aprovechando la gran demanda que hay en este país (tan solo en enero fue de 36.400 cabezas); y el segundo es el cuero semiterminado, que está siendo demandado por países que no pueden producirlo rentablemente en sus territorios, debido a las fuertes leyes de protección ambiental.

Por otro lado, las exportaciones están dinamizando el comportamiento del sector. El año pasado el sector exportó US$71 millones, 14,6% más que en 2005 (gran parte fue jalonado por Venezuela que creció el 56,4 % con exportaciones de US$31,5 millones). Con una utilización de la capacidad instalada histórica reportada el año pasado del 81,1%, esta industria debe superar dos problemas para garantizar su sostenimiento: la revaluación y el desabastecimiento de materia prima. Por eso, los empresarios se muestran reservados en el momento de hablar sobre el futuro del sector.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?