| 4/1/1995 12:00:00 AM

Cuánto vale su seguridad

Un equipo de alarmas sofisticado, más un carro antivandalismo o antiatraco, cuesta en promedio $11. 5 millones. Pero se puede conseguir protección desde $17.000.

Para nadie es un secreto que la inseguridad le ganó la batalla al Esta do. Las mismas Fuerzas Armadas reconocen que no tienen los recursos necesarios para controlar a delincuentes, narcotraficantes y guerrilleros, y mucho menos para juzgarlos. El año pasado se robaron diariamente 59 vehículos y 40 casas, mataron 72 personas, lesionaron a otras 76, y cometieron 4 secuestros. Esos son apenas los delitos que se registraron ante las autoridades, pero faltan por contar los atracos callejeros, los robos pequeños y la violencia sicológica que soportan día a día los colombianos, pero que no ameritan denunciarse porque son más las molestias que ocasiona el papeleo

que los resultados que se obtienen; La situación ha llegado a tales extremos que los patrones de comportamiento de las familias han cambiado y de unos diez años para acá se ha desarrollado un completo mercado de la seguridad en el país, al punto que se consiguen tiendas especializadas en el tema y sistemas únicos en el mundo como los carros antivandalismo y antiatraco.

Sin embargo, hay personas que todavía creen vivir en un país pacífico. No van al centro o a zonas "rojas" y evitan ir a discotecas, pero viajan tranquilamente con las ventanas abiertas y las puertas sin seguro, desconocen quiénes son sus ve; cipos y no se preocupan por estar atentas a lo que pasa a su alrededor. Mejor dicho, se sienten confiadas en ciertas zonas y "dan papaya", como se dice coloquialmente. Por eso, es indispensable que la gente se concientice de que la seguridad es un asunto personal. Las alarmas, los carros blindados, los escoltas, son sólo medios para crearle obstáculos a los delincuentes y convencerlos de que es mejor que ataquen al vecino que está desprotegido. Como todos los sistemas de seguridad son violables, es muy importante que la persona ponga de su parte y mantenga unas rutinas acordes con su nivel de riesgo para evitar que los delincuentes la sorprendan. En este tema, la mejor consigna dice que es mejor prevenir que lamentar. Según Mario Barcenas, gerente de sistemas de seguridad de Lifegard Security, "la

falta de planeación es una de las principales causas de la inseguridad en Colombia".

,Cuánto vale estar seguro? Depende del nivel de riesgo de la persona y, claro, de sus ingresos. Una cosa es prevenirse contra el robo o atraco callejero, y otra muy distinta contra el secuestro. Si usted pertenece al 98% de los colombianos, que son víctimas de la delincuencia común y sólo los secuestrarían por equivocación, haga cuentas. Un sofisticado sistema de alarma para la casa, con detectores infrarrojos, discriminadores de audio y sensores de vibración para detectar intentos de intrusión a través de ventanas o perforaciones en los muros, y botones de pánico para avisar a la central que algo extraño sucede, puede costar entre $800.000 y $1.500.000. Pero si a esto se le añade cubrir el jardín, y hacer una sensorización individual por áreas para descubrir, por ejemplo, que le descolgaron los cuadros, la suma se puede subir fácilmente a $3.000.000, más una cuota mensual de $100.000.

Claro que no se necesita ser millonario para estar seguro. El mercado ofrece sistemas para todos los bolsillos. El más barato, una buena iluminación. Esta recomendación tan sencilla evita robos, porque el ladrón prefiere entrar a una casa donde no esté tan expuesto a ser visto. Aunque este consejo es efectivo, es conveniente adicionarle algún tipo dé alarma. En el mercado hay desde las que sólo hacen ruido (una corneta en el techo de la casa) y se consiguen por $17.000, hasta alarmas más complejas, con dos o tres sensores para detectar intrusiones no autorizadas, por $200.000. Una versión muy sencilla de los sistemas más sofisticados, que traen un botón de pánico para que la persona avise a la central en caso de necesitar ayuda médica o policiva, es el Teledirecto, que será lanzado dentro de poco y tendrá un costo de $10.000 mensuales, indicó Orlan

do Gutiérrez de Piñeres, gerente de Telesentinel.

Algunos especialistas consultados por DINERO consideran que el mejor esquema de seguridad es combinar alarmas en el interior de la propiedad con vigilancia canina en el exterior. " El perro es disuasivo por excelencia, no es sobornable y por su velocidad de desplazamiento tiene un cubrimiento mayor", explicó Manuel José Quintero, gerente de Dogos. Para Richard Flor, gerente de Dog Master, con el sistema tradicional de vigilancia el celador tiene miedo de reaccionar, porque si dispara puede ir a la cárcel. En cambio, cuando va acompañado de un perro sabe que puede actuar sin limitaciones: el perro neutraliza al delincuente sin necesidad de disparar. El servicio de guardia canina 24 horas cuesta entre $1.300.000 y $1.450.000 al mes.

Para los colombianos que necesitan protegerse de un ataque de mendigos o ladrones cuando viajan en el carro, se desarrollaron en el país los sistemas antivandalismo y antiatraco. Mario Pérez, subgerente de Protection Technology, explica que por $5.5 millones o $6.000.000 en el caso de las camionetas, se puede proteger el vehículo de golpes causados por rocas, piedras, varillas y objetos similares. El antivandalismo, además de los refuerzos en vidrios y puertas,

tiene seguros adicionales, sistema de autovulcanización de llantas para evitar pinchazos y equipo de altoparlante. Todo esto para que el conductor tenga tiempo de huir o llamar la atención. El producto antiatraco, por su parte, resiste hasta impactos de balas 9 mm.

Felipe Arbeláez, gerente comercial de Veimas, indicó que están trabajando con varias compañías de financiamiento comercial para ofrecer al cliente la posibilidad de pagar a crédito los $7.3 millones u $8.3 millones que vale la protección, dependiendo de si el vehículo es automóvil o camioneta de cuatro puertas.

Si no tiene presupuesto para adquirir estos productos, lo mejor es que se compre un carro grande, de tal manera que pueda treparse sobre los andenes o estrellar a su atacante si es necesario, con tal de no dejarse coger. En caso de que los atracadores lo atrapen y le apunten con un arma, lo mejor que puede hacer es poner las manos sobre el timón, pedir permiso al delincuente para cualquier movimiento que vaya a hacer, tratar de disminuir el cuerpo al máximo y hablarle amistosamente al atracador. Esta estrategia sirve para tranquilizar al ladrón, reducir su agresividad y, de contar con suerte, para que lo dejen ir a usted o a su acompañante, explicó el gerente de Telesentinel, quien es enfático al insistir que cuando los ladrones lo permitan, la pareja debe dejar solo a su compañero, porque así habrá mayores probabilidades de salir ilesos. Inclusive, si

tiene que hacer la consabida peregrinación por los cajeros automáticos, pórtese sumiso y obediente. Es lo mejor. La misma recomendación sirve cuando los ladrones se entraron a la casa y no hubo tiempo de llamar la atención con sirenas o ruido antes de tenerlos al lado.

Además de los equipos tradicionales de seguridad, en el mercado se encuentran una cantidad de herramientas que sirven para dar la voz de alerta en distintas situaciones Un ejemplo lo constituyen las alarmas para cartera, un pequeño aparato parte del cual va al interior del bolso y otro al alcance de la mano de la mujer, de tal manera que si lo raponean empieza a sonar una sirena y asusta al ladrón. Este novedoso dispositivo cuesta entre $11.700 y $29.000, dependiendo de su tamaño y alcance. También hay alarmas para bicicleta desde $18.000 o para encontrar a los bebés perdidos por el ruido que produce un dispositivo que se le pone al niño ($94.000). En caso de que se quieran proteger valores en un estilo casual, hay cajillas de seguridad camufladas como libros, casetes de VHS, portarretratos o gaseosas en lata, cuyos precios no superan los $30.000. Para la defensa, están las consabidas pistolas electroshok, que ahora vienen en forma de paraguas, por $133.000. Ninguno de los sistemas de seguridad que use, por complejo que sea, es una garantía de que no le va a pasar nada. Pero al menos le ayuda a reducir la probabilidad de que algo le pase.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?