| 1/16/2006 12:00:00 AM

Crecimiento 4.2%

Colombia tendrá un año 2006 parecido a 2005, con una buena tasa de crecimiento, inflación controlada y un desempleo menor. Opinión de economistas expertos.

El país tendría por tercer año consecutivo un crecimiento económico superior al 4%. En 2006, el crecimiento sería de 4,2%, según el consenso de los economistas consultados trimestralmente por Dinero y pertenecientes a algunas de las entidades financieras más destacadas del país y el exterior. El crecimiento del PIB estaría en un nivel muy cercano al que espera la CEPAL para América Latina, que es 4,1%.

La mayoría de los encuestados espera un déficit fiscal creciente, aunque no desbordado, una devaluación moderada, inflación controlada y dentro de las metas del Banco de la República, y un desempleo que, si bien seguirá en una senda descendente, se mantendría en niveles de dos dígitos. "La situación luce bien para 2006, sobre todo por el lado de obras civiles y, en menor medida, construcción de vivienda. Sin embargo, los crecimientos de Venezuela y en general de América Latina van a ser menos espectaculares que en 2005 y Estados Unidos continuará creciendo a menores ritmos", dice Fabio Sánchez, director del CEDE, de la Universidad de los Andes.

"La revisión al alza del crecimiento previsto para este año tiene relación con la constatación de una política monetaria muy expansiva y con el buen comportamiento de los precios del petróleo y, especialmente, del café", afirma el economista Javier Fernández Riva.

Los temas que todavía preocupan son la lentitud con la que se avanza en la solución de los problemas de la estructura fiscal, el manejo de los procesos de desmovilización de paramilitares y guerrilleros y la incertidumbre sobre el entorno internacional, donde hay riesgos que, de hacerse realidad (ver página 22), sin duda afectarían los resultados nacionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?