| 3/14/2008 12:00:00 AM

Creciendo sin límites

Por encima de los modelos tradicionales, muchos empresarios han podido cristalizar su emprendimiento en tiempo récord, ayudando a otras empresas a trabajar rápido.

Insitu es una empresa radicada en Medellín y especializada en desarrollo, comercialización, e investigación de software móvil, para empresas de la magnitud del Grupo Nacional de Chocolates o una pyme que solo maneja quizá cinco trabajadores en campo, ofreciendo soluciones para automatizar todo tipo de procesos en campo, desde algo tan común como es la automatización de la fuerza de ventas, donde un vendedor registra en su teléfono móvil un pedido a un cliente, o revisa y actualiza su cartera, hasta el manejo de operaciones logísticas o eventos donde se ingresan desde el mismo teléfono novedades, materiales utilizados, suministros gastados y registros fotográficos para luego ser consultados en internet. Todo esto concentrando la información en línea y en tiempo real dentro de todo el territorio nacional o fuera de este.

Todo empezó en 2004, cuando cuatro estudiantes de la Universidad Eafit, apoyados por el laboratorio de telemática, decidieron montar una empresa que llamaron Mobile Development Group Ltda., cuyo objetivo fueron las soluciones a través de la tecnología móvil. Un año después, se cambió su razón social por la que es hoy en día, Insitu Mobile Software S.A. y luego entraron nuevos socios inversionistas a la empresa, lo que les permitió crecer su portafolio y mejorar la capacidad de sus desarrollos.

"La movilidad ha sido prioridad número uno en nuestra empresa, y desde el principio ha sido el núcleo del negocio. Todas nuestras aplicaciones y desarrollos están enfocados a diversos tipos de empresas que realizan labores de campo, llevándonos a implementar diferentes formas y nuevos modelos de oferta para así lograr ofrecer nuestras aplicaciones", dice Andrés Felipe Castaño Henao, gerente de nuevos negocios en Insitu Mobile Software.

Los emprendedores de Insitu destacan que ha sido muy importante la oleada tecnológica que ha venido experimentado en tan corto tiempo el país, en términos de conectividad inalámbrica y densidad de telefonía móvil. Comentan que su negocio ha sido impulsado por la incursión de nuevos dispositivos en el negocio móvil, pues solo hasta hace más o menos cuatro años era difícil encontrar un teléfono móvil con capacidades de programación, "a diferencia de ahora, cuando encontramos todo tipo de teléfonos con tecnología que nos permite hacer vídeollamadas, descargas de información a altas velocidades y otros tipos de funcionalidades; abriéndonos también el campo de acción y permitiéndonos usar nuevas funcionalidades en nuestras aplicaciones, como GPS, cámaras fotográficas, e-mail e impresión, entre otras", comenta Castaño.

Sobre lo que pueden llegar a ofrecer y hasta dónde pueden crecer con su portafolio, son enfáticos en afirmar que las posibilidades son infinitas: "lo que buscamos es que la movilidad esté cada día más cerca de los usuarios finales, permitiéndoles de esta manera hacer todas sus labores diarias, desde dispositivos móviles, como pagar su parqueadero desde el teléfono celular, comprar su tiquete para ver una película, o saber a través de su teléfono móvil si algún amigo está haciendo algo cerca", explica Castaño. A mediano plazo, afirma el vocero, buscan democratizar este tipo de tecnología, tanto en empresas como en la comunidad en general, para que a largo plazo exista un mercado que pueda consumir o usar el gran número de aplicaciones que se van desarrollando. "Lo importante es que las empresas y la comunidad en general empiecen a confiar y aceptar este tipo de aplicaciones e inviertan en tecnología para apoyar sus negocios", concluye.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?