| 7/4/2008 12:00:00 AM

Costa: Mar de proyectos

Las expansiones de puertos son los grandes motores de la inversión, pero además hay desarrollos industriales, comerciales y turísticos. La Costa viene con todo.

La ampliación de las concesiones portuarias, el aumento en las exportaciones de carbón, el estímulo a la creación de zonas francas, la expansión de grandes proyectos industriales, la recuperación del turismo y la renovación de los centros históricos le están imprimiendo un fuerte dinamismo a las economías de Barranquilla, Cartagena y Santa Marta.

Las inversiones en puertos le están cambiando la cara a la región. Las sociedades portuarias de las tres ciudades tienen previstas inversiones superiores a los US$ 600 millones para los próximos años. En el caso de Barranquilla, en los 16 puertos que fueron concesionados durante los últimos tres años se invertirán entre US$90 y US$100 millones hasta el año 2010 y, además, cuando alcancen su etapa de desarrollo pleno las inversiones llegarán a US$250-US$300 millones, explica Juan Gonzalo Botero, director de Cormagdalena. De los nuevos puertos, diez son carboneros, y seis de carga general.

El boom de puertos en Barranquilla se explica por los problemas que tiene el embarque de carbón en Santa Marta y Cartagena, debido al impacto medioambiental en estas ciudades turísticas. Puesto que la expectativa es exportar 70 millones de toneladas de carbón al año, la capital del Atlántico se convierte en una buena alternativa como puerto de salida.

Por otra parte, las obras del canal de acceso, que aumentarán el calado de 30 a 36 pies en menos de un año, abren nuevas posibilidades para esta ciudad. No solamente entrarán buques más grandes, sino que los que hoy bajan parte de su carga en Santa Marta o Cartagena para aligerarse y así poder entrar a Barranquilla, ya no tendrán que hacerlo. "A los importadores de granel les interesa llegar directamente a Barranquilla, donde tienen sus centros de consumo y producción", explica Enrique Carvajales, gerente comercial de la Sociedad Portuaria Regional de esta ciudad. También se beneficiarán los buques de contenedores, por lo que se espera que se incremente aún más el comercio por este puerto.

Habrá más competencia, pero eso no preocupa a las demás ciudades. "Todos van a tener espacio. La inversión portuaria apenas pondrá a la Costa al día con las necesidades del comercio exterior", afirma Mauricio Suárez, gerente de la Sociedad Portuaria Regional de Santa Marta.

Barranquilla, a toda máquina

Al dinamismo general, que se manifiesta por ejemplo en la construcción de diez nuevos centros comerciales en los últimos dos años, se une la recuperación de la confianza en las finanzas municipales, que permitirá a Barranquilla volver a ser sujeto de crédito.

Barranquilla exhibe hoy un impresionante dinamismo en la realización de obras y en el crecimiento de la inversión privada, con proyectos como la renovación del centro histórico que empezó hace tres años, el sistema de transporte masivo Transmetro y las inversiones en la calle 30, el corredor portuario, la circunvalar y la calle 40, que mejoran la interconexión entre el puerto y las zonas francas y superan los $250.000 millones.

"Tenemos rebajas en impuesto predial para la vivienda nueva que se asiente en el centro histórico. También se aplican exenciones en industria y comercio para la industria nueva", explica el alcalde Alejandro Char. Como parte de la recuperación del centro, Ospinas & Cía y Rivergrand invertirán $165.000 millones en la construcción de Estación Central, un centro comercial con un área de ventas similar a la de Salitre Plaza, en Bogotá.

Las zonas francas muestran un gran dinamismo. Barranquilla tiene 320 hectáreas en tres zonas: la de Barranquilla, que es la tradicional, la Zona Franca Internacional del Atlántico (Zofía) en Galapa (construida por la primera), y la de Cayena, que es un cluster de construcción que se lanzó hace unos seis meses y donde ya solo hay un 8% de espacio disponible en su primera etapa.

De acuerdo con Probarranquilla, la inversión privada superó los US$230 millones en 2007 y generó 3.000 empleos. En los primeros cinco meses de 2008 la entidad atendió 80 visitas de empresas interesadas en invertir en Barranquilla. Probarranquilla espera que en 2008 se superen las 172 empresas que fueron atendidas el año pasado. "Estamos viendo más dinámico este año", confirma Tatiana Orozco, directora de la entidad.

Cartagena, industria y turismo

En Cartagena están ubicados dos de los proyectos industriales más grandes del país: la ampliación de la refinería de Cartagena, un proyecto de US$2.762 millones del que hacen parte la multinacional Glencore y Ecopetrol, y la planta de Argos para la exportación de cemento, que tiene una inversión de US$300 millones. A esto se suma la construcción de Contecar, un megapuerto de contenedores que demandará una inversión de US$210 millones. "Estas son inversiones que se concretarán entre 2010-2011", afirma Silvana Giaimo, presidente ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena.

La ampliación de la refinería, por ejemplo, ha sido fundamental para la creación de un cluster de empresas del sector plástico que se ubicarán en la zona franca de Cartagena. La inversión inicial del cluster son US$150 millones y generará unos 1.200 empleos directos. En septiembre se debe terminar de urbanizar el terreno y se empezará la construcción de las distintas fábricas.

"Cartagena es la única ciudad en la Costa Caribe que posee condiciones completas de infraestructura y logística que favorecen la viabilidad de grandes proyectos", dice Bernard Gilichrist, gerente de Central S.A.

Por el lado del turismo, Cotelco estima que la oferta hotelera se ampliará en 1.000 habitaciones de aquí a 2010. En cuanto a zonas francas, se aprobó la creación de la Puerta de las Américas, que agrupa prestadores de servicios hoteleros, centro de ferias, empresas de medicina especializada y servicios, y la de Gyplac, una zona franca uniempresarial de Colombit para la construcción de productos de yeso y cartón para la construcción, y las de Argos y Contecar.

Santa Marta, logística y turismo

Los proyectos en Santa Marta siguen la vocación turística, portuaria y logística de la ciudad. El desarrollo ecoturístico en el parque Tayrona y la construcción del muelle turístico internacional dan prueba de ello. En la ciudad hay una explosión de apartamentos turísticos, como los desarrollados por el hotel Irotama y por Arias Serna Sarabia. "Hay gran expectativa por el desarrollo de apartamentos turísticos y por la reactivación del centro histórico, donde hay interés por comprar casas para hacer diversas clases de desarrollo", explica Alfredo Diazgranados, presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad.

En la Zona Franca de Santa Marta hay gran actividad. Hasta el momento han llegado cinco nuevas empresas de los sectores de alimentos (IQN y Provenza Foods), y logística (Induservicios, CI del Sur y Operador Logístico de las Américas). En total, estas compañías invertirán entre $4.000 y $4.500 millones, explica Luis Germán Sánchez, director de la Zona Franca. Además, el año pasado se terminó de concretar la inversión de US$70 millones de Protabaco.

La Costa Caribe está entrando en un nuevo momento de su desarrollo a partir de las grandes inversiones en puertos, en industria manufacturera y en servicios. Sin embargo, sigue vigente el cuello de botella que implica la falta de verdaderas autopistas que la conecten con el centro del país, así como la habilitación del ferrocarril y del Río Magdalena, para que por fin se pueda adoptar el transporte multimodal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?