| 6/6/2008 12:00:00 AM

Cosméticos y aseo personal

Los empresarios están contentos con la nueva base de mercado que tienen, pero afirman que 2008 evidencia síntomas de desaceleración.

La consolidación de los proyectos asociativos es la tendencia a largo plazo de la industria de cosméticos y aseo personal. Primero, está la iniciativa de Colombian Beauty Group, creada por diez laboratorios de cosméticos para buscar oportunidades en el exterior. Segundo, la Zona Franca Intexmoda que reúne empresas de textiles y confecciones y está en negociaciones para acoger a las de cosméticos con el fin de producir y exportar, desarrollando estrategias conjuntas que reduzcan costos de producción, como compartir instalaciones. Finalmente, en Tocancipá se está gestionando la Zona Franca Paul Calley, una planta de 25.000 m2 con tecnología de punta para la producción de cosméticos y aseo personal.

El ingreso de más marcas de cosméticos al país, a raíz de la revaluación y de la importancia que le han dado las grandes superficies al sector, llevó a que las empresas que operan en Colombia registren un alto dinamismo en la creación de productos nuevos, liderado por inversiones en investigación y desarrollo, así como por una conciencia de que las oportunidades de mercado están afuera. Empresas como Belcorp, Recamier y Jolie de Vogue están exportando a mercados como México, Estados Unidos y Asia. Según la Cámara de la Industria Cosmética y de Aseo de la Andi, esta tendencia hizo que en los últimos cinco años la producción creciera en promedio 7,2% anual y las exportaciones en 57% anual, ayudando a la balanza comercial a pasar de US$68 millones en 2002 a US$285 millones en 2007.

Para 2008 hay síntomas de desaceleración. Los empresarios están contentos con la nueva base de mercado que tienen, pero afirman que la etapa de la bonanza ya pasó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?