| 12/9/2008 12:00:00 AM

Construcciones El Cóndor

En esta organización todos tienen claros los objetivos, los logros y las bonificaciones del buen desempeño del negocio.

Retener a la gente clave es un factor importante en un sector como el de la construcción, que afronta ciclos en los que la actividad se dispara o cae vertiginosamente. Por experiencia, en Construcciones el Cóndor saben que, para afrontar dichas situaciones, hay que contar con gente experta en las áreas estratégicas de la organización.

Por eso, en la empresa han venido fortaleciendo durante los últimos años las relaciones laborales de la compañía a través de una serie de acciones tangibles e intangibles. En las primeras se destacan programas educativos para el trabajador y su grupo familiar, la celebración de fechas especiales y la entrega de auxilios, entre otros. En el segundo grupo figuran el buen trato, el respeto por la persona, la equidad y un ambiente de trabajo seguro y sano.

La constructora también cuenta con una escala de bonificaciones cuando se cumplen los resultados esperados, ya sea en cada uno de los proyectos o en la empresa en general. Cubre al personal que hace parte de los niveles estratégico, táctico y de soporte. Todos en la empresa saben que para lograrlo tienen que tener claros los objetivos, los logros y los beneficios que van recibir por su buen desempeño.

Sin embargo, la idea es que, pese a las vicisitudes, la firma siempre mantenga una situación financiera sana y estable para no tener que interrumpir los planes de desarrollo empresariales o personales.

Los ingresos de sus trabajadores se basan en el principio de equidad interna y de competitividad respecto a las empresas del sector, lo que permite fijar curvas salariales en donde están comprendidos todos los cargos de la compañía, independiente de la persona y el género.

En contraste con la mayoría de las empresas de ingeniería, los principales cargos directivos de Construcciones el Cóndor recaen en los hombros de mujeres. La presidencia corporativa está en cabeza de Luz María Correa Vargas, mientras que la presidencia ejecutiva la ejerce la ingeniera Ana María Jaillier Correa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?