| 5/28/2010 12:00:00 AM

Construcción

Si en 2009 la política contracíclica impulsó el sector de la construcción en proyectos inmobiliarios y de infraestructura, en 2010 los grandes motores de la reactivación del sector llegan por cuenta de la baja en las tasas de interés.

También por los proyectos de internacionalización y los proyectos de Vivienda de Interés Social (VIS) en todo el país.

En el ámbito inmobiliario, el lanzamiento en abril del subsidio a la tasa de interés impulsó la demanda de vivienda y reactivó la actividad edificadora. De acuerdo con Martha Pinto de de Hart, presidente de Camacol, los datos de Coordenada Urbana -el censo urbano de Camacol- pese a la debilidad de la demanda agregada, las ventas del sector en unidades crecieron 15% por efecto del subsidio a la tasa, lo que permitió reducir inventarios y propiciar el lanzamiento de nuevos proyectos.

En el frente de las obras de infraestructura, la dinámica estuvo por cuenta de los programas contracíclicos desarrollados en los frentes público y privado. Juan Martín Caicedo, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, destaca que el Plan de Política Anticíclica "jugó un papel fundamental en el desempeño del sector. En 2009 se invirtieron $46,5 billones en infraestructura, equivalente a 9,3% del PIB, donde sobresalen las inversiones en los sectores de minas y energía y transporte".

Martha Pinto opina que en 2010 el panorama es positivo para el sector. "Esta expectativa se fundamenta en la reactivación del sector de edificaciones, principalmente en el segmento de vivienda donde se espera un crecimiento de las iniciaciones entre el 7% y 8%".

La VIS es quizá la apuesta más fuerte del sector en este año. Los empresarios son conscientes de que los actuales ritmos de crecimiento de la construcción no son suficientes para atender la demanda vegetativa ni reducir el déficit habitacional que, de acuerdo con Camacol, podría ser superior a las cuatro millones de unidades.

Entre los macroproyectos que comenzarán a dinamizar desde este año el mercado de vivienda se destacan Ciudad Verde, promovido por Amarilo, y Maiporé, por Colsubsidio, que se construyen en Soacha, con una oferta conjunta de VIS de más de 50.000 unidades. Pero también se espera que este mismo año arranquen iniciativas como los macroproyectos de Medellín, Neiva, Barranquilla, Cartagena, Buenaventura, Manizales, Pereira y Cali.

Por fuera de la VIS, varias empresas están moviendo sus proyectos. Marval espera crecer operacionalmente 20% con 58 proyectos ya en marcha y 15 nuevos que lanzará en el primer semestre en todo el país. Sergio Marín Valencia, gerente de la firma, asegura que para este año "esperamos la internacionalización de la compañía en países como Panamá y Perú, pues ambas economías muestran una dinámica de crecimiento y estabilidad".

Carlos Alberto Agudelo, vicepresidente de la Constructora AR, explica que en julio la compañía lanzará el proyecto Parque Central Boavista con 5.000 viviendas de interés social en Ciudad Bolívar. Aparte de este proyecto, la compañía busca consolidarse como operadora hotelera con el lanzamiento de su Hotel Salitre en agosto. Agudelo confirmó que la compañía también decidió incursionar "en los mercados de Perú y en el estado de La Florida, en Estados Unidos, para responder a una estrategia de internacionalización de la constructora".

Por su parte, el empresario Luis Fernando Correa, de la Red Empresarial LFC, impulsa la cadena de hoteles Diplomat, un proyecto de vivienda asistida y otros de inmobiliarios para atender la demanda de oficinas de las multinacionales que llegan al país.

En el sector de obras civiles también se es optimista porque se prevé que la reducción del gasto del gobierno central podría ser más que compensada por las inversiones de los gobiernos departamental y municipal. Para 2010 se estima una inversión en infraestructura de $52 billones.

Los proyectos de infraestructura que impulsarán estas inversiones son, entre otros, el tramo 3 de la Ruta del Sol; la Transversal de las Américas; la concesión de los Aeropuertos del Nororiente; y la Transversal del Sur (Tumaco-Pasto-Mocoa -Puerto Asís). También arrancarán las obras de las hidroeléctricas que fueron entregadas en licitación el año pasado.

Andrés Jaramillo López, presidente de Conalvías, una de las principales firmas de infraestructura, prevé un crecimiento de 35% de su compañía para este año, "manteniendo su participación en el total de las ventas, es decir a nivel nacional el 70%, e internacionalmente el 30%". La compañía lleva más de diez años en los mercados internacionales, particularmente en Perú y Panamá, donde participan en las diferentes licitaciones.

Las bajas tasas de interés y la reactivación de la economía hacen prever 2010 como un año de consolidación y buenas noticias para la construcción de edificaciones e infraestructura. La cristalización de este anhelo no solo mejorará el desempeño de la economía sino también la generación de empleo.
BR>
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?