Eduardo Jaramillo Presidente Camacol "La ley de vivienda fue el primer paso. Si el gobierno construye sobre lo que ya está, la tendencia de crecimiento se consolidará".

| 6/14/2002 12:00:00 AM

Construcción Todavía en obra negra

Hoy más que nunca, las medidas del nuevo gobierno serán determinantes para el futuro del sector.

Las movidas

En momentos en que las grandes obras de infraestructura continúan paralizadas, el dinamismo del segmento VIS (vivienda de interés social) le da un segundo aire al sector constructor.



Medidas gubernamentales como la devolución del IVA pagado por materiales destinados a la construcción de proyectos VIS, el otorgamiento de garantías a trabajadores informales y los beneficios tributarios de las cuentas AFC han generado un círculo virtuoso de impulso a la demanda e incentivos a la oferta. Así lo evidencia el índice de ventas de vivienda nueva de Camacol, el cual casi se triplica entre agosto del 2000 y febrero de 2001, al pasar de 1,1 a casi 3 puntos. Del mismo modo, el valor de los inmuebles dejó de caer y lleva 6 meses estable.



Aunque la recuperación real del sector aún está lejos (los precios de la vivienda están al mismo nivel de principios de los 90), lo cierto es que lo peor ya pasó. Para Camacol, la incertidumbre jurídica y los vacíos en la implementación de la Ley de Vivienda son la principal amenaza.



En estas condiciones, el nuevo gobierno genera múltiples expectativas. Otro cambio en las reglas del juego significaría un golpe de gracia para el sector. Por el contrario, si se conforma un sistema integrado de vivienda, que armonice las políticas de crédito, subsidio y desarrollo territorial, actualmente inconexas y contradictorias, se sentarían las bases para su crecimiento sostenido.



A favor

* Tendencia a la baja de las tasas de interés e inflación.



* Las emisiones de la Titularizadora Colombiana se pueden convertir en una fuente de recursos de bajo costo para las entidades hipotecarias.



En contra

* La prolongación de la crisis económica.



* El déficit fiscal, que desestimula la inversión en infraestructura.



* La incertidumbre jurídica del sistema de financiación de vivienda que aún no ha sido definida.



Los hechos

Durante el 2001, se redujo el nivel de inventarios por un crecimiento de las ventas. La utilidad operacional tuvo un crecimiento destacado que se tradujo en unas utilidades netas no experimentadas por el sector en los últimos años. El 2001 fue el año de la reactivación de la construcción y se espera que esta tendencia se mantenga en el 2002, gracias a las bajas tasas de interés y a la reactivación del crédito.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.