| 2/18/1998 12:00:00 AM

Comcel

Estrategia de nichos, fuerte promoción en medios y riguroso entrenamiento de los vendedores. Comcel convenció al mercado de que el celular sí es para todos.

El recién nacido de la lista es Comcel, que activó su primer teléfono en julio de 1994. Desde entonces ha crecido hasta llegar a 430.700 suscriptores, el 35% del mercado nacional. En Bogotá, el "top of mind" de Comcel es el doble del de su rival Celumóvil. La recordación es mayor en los grupos más jóvenes que en los más viejos.



Buena parte del éxito de Comcel se debe a una estrategia de permanente cubrimiento de pequeños nichos, por fuera de los estratos 5 y 6. Anuncios en radio dirigidos a pequeños empresarios independientes, como plomeros y manicuristas. Vallas en las autopistas le recuerdan a la gente el cubrimiento nacional de Comcel ("Dígale el veterinario que llego en 5 minutos."), para incrementar el uso fuera de la ciudad. El Plan Luna, para personas que trabajan de noche, trajo 15.000 nuevos suscriptores. Incluso está la línea síquica, que recibe más de seis mil llamadas al día.



Las alianzas también han sido un recurso productivo para Comcel. Promociones con El Tiempo, Citibank, Mazda, Servibanca y Colpatria, entre otros, fortalecieron su imagen como una compañía de fácil acceso para todos.



La inversión bruta en medios en 1997 fue de $7.522 millones. La televisión se emplea para crear la imagen institucional y la prensa y la radio para promociones.



Comcel tiene 280 puntos de venta, que manejan 40 distribuidores directos. Sus mil vendedores han pasado por la "universidad Comcel", un plan de entrenamiento directo con la compañía. Este año Comcel promoverá en supermercados la tarjeta prepagada e incrementará el negocio de las máquinas para la transmisión de datos masivos, como los cajeros automáticos, que se pueden instalar en cualquier lugar, sin necesidad de cable o alambres de conexión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?